Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Baraja: "Se necesita un margen para trabajar; en el fútbol no se hace magia"

El nuevo entrenador del Real Zaragoza ve al equipo repuesto del varapalo sufrido en el final de la pasada campaña y pide "paciencia" para alcanzar el estilo que defiende. 

Baraja, durante el último entrenamiento del Real Zaragoza.
Baraja, durante el último entrenamiento del Real Zaragoza.
Oliver Duch

¿Ha cambiado su percepción del partido ante Las Palmas tras revisar el vídeo del encuentro?

Creo que el primer análisis que hicimos fue bastante acertado. Tuvimos momentos buenos, sobre todo en el inicio del encuentro y cuando nos pusimos 2-1 en la segunda parte, y otras fases en las que nos entraron las dudas. Por eso debemos tratar de conseguir ser un equipo más continuo y que no nos afecten los detalles. Pudimos ponernos 3-1 en una acción de Chavarría en la que debió chutar a puerta en lugar de pasarla, y después no administramos bien la ventaja. Falto un poco de oficio en los minutos finales.

¿Qué aspectos hay que encomiar y mantener?

El tramo inicial de juego fue positivo. Después presionamos bien arriba, impedimos que el rival se sintiese cómodo con balón y protagonizamos varias contras interesantes. En general, estuvimos ordenados, que es lo que tenemos que lograr para ser un equipo completo que ataque y defienda bien. 

¿Le tocó anteriormente formar un equipo con un margen de tiempo tan escaso?

En Elche viví una situación similar en 2015. No sabíamos bien en qué categoría íbamos a competir y recuerdo que tuvimos que formar el equipo en apenas 15 días. De hecho, nuestro último refuerzo llegó a finales de septiembre, pero esta no es una situación que me asuste ni vaya a utilizar como excusa. Aunque es evidente que tenemos desventaja frente al resto en el aspecto físico y en la asimilación de los conceptos tácticos, esto nos tiene que afectar lo menos posible para ser el equipo que queremos ser cuanto antes. 

¿En qué mejora el 4-4-2 al resto de sistemas?

Considero que defensivamente te hace ser compacto y fiable. Si ocupas bien los espacios, marcas bien las distancias y eres fuerte en los duelos, es muy difícil que te generen peligro entre líneas. Además, con dos puntas intensos puedes intensificar la presión en busca del fallo del rival. Ofensivamente, jugar con esta pareja de delanteros te ofrece la posibilidad de ser incisivo, con dos laterales profundos y extremos que pueden generar peligro por banda o meterse hacia adentro. En mi opinión, el 4-4-2 es un sistema que ofrece variedad, con y sin balón. 

¿Es innegociable para usted?

Yo siempre suelo trabajar de esta forma y veo que el equipo lo está dominando bien. Tengo confianza en este modo de jugar, pero requiere un tiempo. Al final, los jugadores son los que hacen bueno el sistema, y hay algunos que llevan una semana y tienen que hacerse. El fútbol no es magia; se necesita un margen para trabajar. 

¿El entrenador debe adaptar su sistema a los jugadores o viceversa?

Cuando se compone una plantilla, hay que buscar aquellos futbolistas que se ajusten al método del entrenador. A nosotros puede que nos falte algún jugador que actúe por fuera -por el extremo-, pero creo que el equipo tiene recursos para ser completo y manejar todos los registros del juego. 

A la espera de que se confirme la salida de Kagawa, el club está moviendo ficha para dar las últimas pinceladas al equipo, con ese puesto de extremo como prioridad.

Estamos atentos a los movimientos que puedan producirse en el mercado, y me consta que se está trabajando bien en ese sentido. Con todo, habrá que ver a qué podemos acceder teniendo en cuenta nuestras limitaciones. 

En el centro del campo, no se ha fichado a ningún futbolista que supla específicamente la baja de Raúl Guti. ¿Ve bien cubierta esta posición?

La salida de Guti estaba definida desde que llegué. Lalo me adelantó que, por las necesidades del club, no iba a poder seguir contando con él. Esto es algo que yo no puedo controlar. Tengo que centrarme en sacar el máximo rendimiento a la plantilla que tengo y considero que dispongo de un centro del campo completo. Hay jugadores que pueden aportar experiencia y otros juventud. Considero que hay futbolistas distintos que pueden complementarse y variantes suficientes como para afrontar la temporada. 

Tras el primer partido, se han criticado las deficiencias en el juego asociativo y la falta de llegada. ¿Cómo se corrige esto?

Somos el Real Zaragoza, un club de referencia para todos, y tenemos que ser capaces de llegar a la zona de ataque con la pelota controlada. Se nos va a exigir iniciativa, y para ello es fundamental que los jugadores se conozcan sobre el terreno. Yo voy a insistir en que cojan confianza y se sientan cómodos en campo contrario. El pasado sábado, generando poco en ataque, conseguimos marcar dos goles. Eso es buena señal porque, el día que tengamos más equilibrio y continuidad, seguro que fabricamos ocasiones. Esto es un proceso lento y estoy tranquilo en ese sentido. Contra Las Palmas no pudimos contar con piezas como Luca Zanimacchia o Sergio Bermejo; faltó más participación en el doble pivote… Pero, por encima de todo, un equipo tiene que ser competitivo. Y eso, según mis ideas, se traduce en ser contundente en ambas áreas. 

En este sistema sin mediapunta, ¿son los extremos quienes deben ofrecer un toque distinto?

En el fútbol actual hay pocos extremos específicos, que se peguen a la banda como antes. Por eso, aprovechando la movilidad de nuestros delanteros y los espacios que se puedan generar, pueden tener libertad para irse hacia adentro y explotar su talento. 

Los futbolistas que se han quedado vienen de rendir en un estilo, el de Víctor Fernández, muy distinto al suyo. ¿Les está costando transformarse?

No. Respeto mucho a Víctor, que tiene una trayectoria intachable en este club y el año pasado logró hacer una grandiosa temporada, pero mi labor es convencer a los jugadores de mi método y creo que estamos en el camino correcto. Aunque hará falta tiempo para aprender los automatismos, veo al equipo en una buena línea de trabajo. Sin excepciones. 

¿Fue difícil reavivar a la plantilla tras el varapalo del no ascenso?

Son profesionales y tienen asumido que hay que levantarse. Aquella eliminatoria de ‘play off’ fue muy dura para todos, pero está olvidada. Durante la pasada temporada, este equipo hizo las cosas muy bien, estuvo a punto de conseguir el objetivo, y eso tiene que darnos fuerza para volver a representar lo que quiere la afición del Real Zaragoza. Tenemos que ser capaces de volver a ilusionar. 

De usted siempre se ha destacado la capacidad de trabajo y el rigor táctico. ¿Comparte que se le encasille en ese perfil de entrenador de fútbol-control?

En este deporte, si juegas con desorden y descontrol, una vez te sale cara y la otra, cruz. Yo siempre he conseguido que se valore la intensidad de mis equipos y la capacidad de mis hombres para tener continuidad en el juego. No me influye que se me incluya en un perfil u otro; me importa saber interpretar el fútbol y trasladarlo al campo. 

¿Está vinculada la salida de Enrique Clemente a la evolución de la lesión de Jair Amador?

Enrique es un jugador que está creciendo, tiene condiciones muy interesantes, y debe tener continuidad en el equipo donde esté para poder trabajar con tranquilidad. De momento yo cuento con él en el Real Zaragoza, donde tiene que luchar por ganarse el puesto, pero siempre hay opciones de mercado y habrá que esperar a lo que ocurra durante la semana. 

¿Cómo evolucionan el resto de lesionados?

Casi todos van bien. Espero que Zanimacchia ya pueda estar disponible el sábado. Bermejo habrá que ver cómo llega a los últimos entrenamientos de la semana y, si no puede entrar en la convocatoria, esperaremos a la siguiente. Y con Jair está en proceso de volver paulatinamente para ver cómo se siente y poder participar con normalidad en las sesiones. 

¿Veremos mucha rotación cuando recupere efectivos y obtenga esas posibles incorporaciones?

Lo fundamental, ahora, es asentar el equipo. Después es importante que todos los futbolistas sientan que tienen su espacio y capacidad para ponerle las cosas difíciles al compañero que juegue. 

Pep Chavarría es, probablemente, el jugador más destacado de la pretemporada y del debut liguero. ¿Lo prefiere como lateral o más adelantado?

Es muy interesante que pueda actuar en ambas posiciones y nos ofrezca esa versatilidad. Se ha visto que tiene recorrido y recursos en el uno contra uno. Cuando un futbolista está en buena forma, ofrece muchas variantes que han de ser utilizadas en función de lo que requiera el momento. 

¿Se le exige al Toro Fernández ser un ‘9’ que convierta una veintena de goles o espera que esa faceta esté más repartida que en las últimas temporadas?

Sería muy ventajista trasladar toda la responsabilidad goleadora a un solo hombre. Tenemos tres delanteros (el Toro, Vuckic y Narváez) con características específicas, y también a otros como Papunashvili, Bermejo o Adrián que pueden ejercer de enganche. Siempre hay que tratar de repartir los goles entre el mayor número de jugadores posible. 

¿Cuándo espera que veamos un Real Zaragoza reconocible, candidato al ascenso?

Hay que tener paciencia. Y no solo para encontrar el camino de la victoria. El sábado pudimos haber ganado y no me valdría con eso. Nos hace falta tiempo para adquirir tono físico y ritmo competitivo; esa continuidad en el juego que te termina haciendo fuerte en ambas áreas. Espero que podamos traducir todas estas palabras sobre el césped cuanto antes.

Etiquetas
Comentarios