Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

El Zaragoza no inscribe a Kagawa

Raí y el Toro Fernández son finalmente los extracomunitarios escogidos para afrontar el curso.

Entrenamiento del Real Zaragoza en La Romareda antes de jugar contra Las Palmas
Entrenamiento del Real Zaragoza en La Romareda antes de jugar contra Las Palmas
Toni Galán

El Real Zaragoza ha decidido dar de baja a Shinji Kagawa para inscribir en la competición a los dos extracomunitarios (Raí Nascimento y Gabriel ‘Toro’ Fernández) con los que cuenta para afrontar la que será su octava temporada en Segunda División.

A pesar de que la salida del jugador japonés todavía no se ha concretado, el club zaragocista ha tenido que abordar la decisión de no hacerle ficha para que, durante el periodo en el que se le busque destino, no ocupe una de las dos plazas de extranjero que permite la categoría.

Durante los últimos días, los directivos del Real Zaragoza negocian con los agentes de Kagawa una operación que no está resultando sencilla. El nipón se siente cómodo en la capital del Ebro y los nuevos destinos que se le han planteado (Rayo Vallecano y Logroñés, entre otros) no acaban de convencerle.

Tanto es así que el club aragonés llegó a plantear la liquidación de su contrato en el espacio temporal de tres años, propuesta que derivó en unas negociaciones que se han dilatado hasta el punto de tener que adoptar una solución drástica para que el enredo burocrático no afecte a lo estrictamente deportivo. Kagawa no ha entrado en la citación para el duelo ante Las Palmas; al tiempo que Raí Nascimento y el Toro Fernández podrán ser de la partida si Rubén Baraja lo requiere.

Estos dos nombres propios centraron buena parte de la comparecencia de prensa del técnico vallisoletano ayer, cuando ya dejó entrever por dónde iba a ir encaminada la resolución, parcial, del lío de los extracomunitarios. «Cuento con el Toro. Tiene las mismas opciones de jugar que el resto», adelantó, antes de ser preguntado por Raí Nascimento y el rol que va a tener en el equipo. «Antes jugaba en punta, pero ahora es un jugador más especifico de banda. Tiene velocidad y ‘reprix’, puede competir con Zanimacchia y con cualquier jugador que pueda ocupar esa posición. Con todo, hay que recordar que viene de una lesión», respondió Baraja, en un discurso que eludió cualquier excusa. No quiso oír hablar de las bajas, de las consecuencias de la salida de Raúl Guti o de los últimos movimientos que puedan producirse en el mercado. El técnico vallisoletano centra sus esfuerzos en firmar un buen arranque con los hombres que tiene disponibles.

«La línea de trabajo está siendo buena. Veo a los jugadores con esas ganas y hambre de empezar. Tenemos que intentar darle continuidad a lo que hicimos contra el Girona, con consistencia y capacidad competitiva. Me preocupa el partido en sí, no los nombres propios», enfatizó Baraja, que espera medirse a un rival (Las Palmas) alegre e intenso por la juventud de sus jugadores. Tienen una de las medias de edad más bajas de la competición y eso es sinónimo de ilusión en el juego. Habrá que hacer un partido serio, muy completo, sin conceder ocasiones atrás», adelantó, sobre el que será el regreso del equipo a La Romareda en compromiso oficial. 

Etiquetas
Comentarios