Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

La recuperación de Igbekeme para Málaga, paliativo para la tonta expulsión de Guti

El nigeriano, que fue baja en Santander este sábado por una nueva rotura muscular, tiene siete días para ponerse a punto físicamente, hecho en el que los médicos y el cuerpo técnico confían al cien por cien.

Víctor Fernández charla con James Igbekeme durante un entrenamiento reciente.
Víctor Fernández charla con James Igbekeme durante un entrenamiento reciente.
Francisco Jiménez

James Igbekeme, desde su reincidente espacio en la enfermería desde el pasado martes, se convirtió involuntariamente en el protagonista principal del inicio de la nueva semana en el mismo regreso del Real Zaragoza de Santander. Sin haber jugado en El Sardinero, sin ningún análisis futbolístico que hacer esta vez sobre él, el centrocampista nigeriano ha saltado al primer plano táctico del equipo de cara al siguiente duelo en Málaga porque se hace perentoria su recuperación para estar presente en La Rosaleda el domingo a las 16.00. 

La culpa del aumento exponencial de la importancia de Igbekeme la tuvo Raúl Guti, cuando quedaban 5 segundos para acabar el choque en Santander. El canterano, con una conducta inadecuada llevando ya una tarjeta amarilla y con el partido muerto tras el 2-2 zaragocista, protestó airadamente al árbitro y éste, el vasco Gorostegui Fernández, le mostró la segunda amonestación y lo expulsó. O sea, Guti no estará en el crucial partido de Málaga.

Y esto son palabras mayores, porque el canterano es el más regular en la línea de medios durante todo el año, el que sujeta por físico, recorrido y trabajo las estructuras de la zona ancha. Sin Guti, Víctor Fernández ya solo tiene ojos para Igbekeme y, por cómo están las cosas a estas alturas, en su rápida recuperación de la quinta lesión muscular del curso del africano. 

Víctor está confiado en que Igbekeme será la pareja de Eguaras en La Rosaleda. Se trata de una cuestión mayor. Con esa idea nacerán los entrenamientos del estrenado marzo en la matinal de este martes. 

La alternativa natural, si Igbekeme hubiese sido descartado ya por que su lesión fuera más seria, se centraría en darle la titularidad al colombiano Dani Torres, fichado del Alavés en el mercado invernal y cuyas primeras sensaciones no fueron buenas por falta de fondo físico y tono competitivo, tras muchos meses en blanco en Vitoria. No piensa Víctor en esta solución. La reparación a la tontería de Guti tiene a James como pieza clave. Y, si no surgen imprevistos de última hora, así se llevará a cabo. 

Recurso por Guti de complicado indulto

Los servicios juridicos del Real Zaragoza, como cada jornada, analizarán en la mañana del lunes las imágenes disponibles para ver si es posible armar un recurso, un pliego de alegaciones ante el Comité de Competición -y posteriores instancias- por las que solicitar la anulación de alguna tarjeta de las dos vistas por Guti. Sería la única vía para intentar que el zaragozano jugase en La Rosaleda. 

Pero, a bote pronto, no hay la claridad o el convencimiento de otras veces en casos similares. La segunda amarilla, la de la protesta extemporánea, es de nula réplica ante el acta arbitral. Y la primera, que vio Guti por una entrada sobre un rival en el minuto 60, según el árbitro, calificada de "temeraria", es la que habrá que escudriñar al detalle y decidir qué hacer al respecto.

Pero, aunque se recurriera, Víctor Fernández no va a trabajar día a día pendiente de un hipotético indulto de Guti. El entrenador se apoyará en cuestiones tangibles: y esas gravitan todas sobre la recuperación del nuevamente lesionado Igbekeme.

Etiquetas
Comentarios