Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Víctor amplía su leyenda

El técnico alcanzó en Cádiz los 400 partidos en el banquillo del Real Zaragoza, récord absoluto en la historia del club. Hace un año cogió al equipo en descenso y ahora pelea por regresar a Primera División.

Víctor Fernández gesticula en la banda de La Romareda en el encuentro de la Copa del Rey frente al Real Madrid.
Víctor Fernández gesticula en la banda de La Romareda en el encuentro de la Copa del Rey frente al Real Madrid.
Toni Galán

Cedrún; Belsué, Esteban, Pablo Alfaro, Fraile; Julià, Mateut, Pascual Sanz, Poyet; Higuera y Pardeza. 10 de marzo de 1991: Valencia 2-0 Real Zaragoza. Cristian Álvarez; Vigaray, El  Yamiq, Guitián, Nieto; Eguaras, Guti, Soro, Igbekeme; Puado y Luis Suárez. 2 de febrero de 2020: Cádiz 1-1 Real Zaragoza. Así se recitan el primero y el último de los 400 onces que Víctor Fernández ha alineado como entrenador del primer equipo del Real Zaragoza. 

El preparador del barrio Oliver alcanzó anteayer en el Ramón de Carranza esta redonda cifra, que le refuerza, en su tercera etapa al frente del banquillo, como leyenda viva del zaragocismo. Las tres últimas décadas de historia del club aragonés no se pueden explicar sin la figura de Víctor, que ha levantado una Copa del Rey, una Recopa de Europa y que ahora persigue el ascenso a Primera División. En total, ha dirigido al club zaragozano en once temporadas, 400 partidos, con un bagaje de 165 victorias (41%), 104 empates (26%) y 131 derrotas (33%).

Nadie ha entrenado tanto como él al Real Zaragoza. Le siguen, de lejos, técnicos consagrados en la historia blanquilla como Luis Costa (229), Carriega (165) o Víctor Muñoz (167). Pero ninguno se aproxima a las centenarias cifras de Víctor, que también lleva escrito con letras de oro su nombre en la historia del fútbol español: ya está en el ‘Top 10’ de entrenadores con más partidos dirigidos entre Primera y Segunda División (614) y, en la máxima categoría, solo se han sentado más veces que él (544) en un banquillo Luis Aragonés (757), Javier Irureta (612) y Miguel Muñoz (608).

Loading...

"Alcanzar los 400 partidos con el Real Zaragoza es una satisfacción absoluta, plena. Es como un sueño. Jamás podría imaginarme, primero, entrenar al equipo de mi ciudad, de mi tierra. Y después, tener la gran suerte, el privilegio y el honor de dirigirlos durante tantas temporadas y durante tantos partidos", relata con emoción el técnico. 

"Sobre todo estoy orgulloso de haber podido compartir tantas emociones y tantas experiencias con mi gente. Solo puedo tener palabras de agradecimiento a una cifra que es mágica y difícilmente alcanzable en el fútbol actual", agrega Víctor, consciente de que en el balompié moderno la volatilidad en los banquillos está a la orden del día y que ya en pocos clubes es posible alcanzar los cuatro centenares de partidos.

En este aniversario tan redondo, el entrenador quiso acordarse de los jugadores y de la afición, los dos pilares sobre los que ha sostenido su longevidad en el Zaragoza. "Es un orgullo haber llegado a estas cifras. Una satisfacción de haberlo podido compartir con mi afición, con mis seguidores... con mi gente. Hemos vivido experiencias enriquecedoras. Sobre todo tengo agradecimiento hacia los futbolistas. He tenido la suerte de dirigir a grandes jugadores, que son ellos los que hacen posible que un entrenador pueda tener una trayectoria más o menos larga o brillante", subraya. 

"Son ellos los que sostienen y te dan la vida. Son el corazón en la vida del entrenador. A ellos y a la afición les doy las gracias", apunta antes de lanza al aire su gran deseo para el final de temporada. "A ver si podemos acumular algunos partidos más y, sobre todo, que sirvan para alcanzar ese sueño que todos deseamos", remata.

Un año al alza

Víctor alcanzó los 400 encuentros en un momento dulce, después de superar un año natural completo en el banquillo, donde ha conseguido unos registros sobresalientes, catapultando al equipo desde la zona de descenso a la pelea por el ascenso directo a Primera. En su tercera etapa en el club, Fernández cogió al Zaragoza antepenúltimo en la clasificación, en plena crisis de resultados y como tercer entrenador de la temporada, tras las destituciones previas de Imanol Idiakez y Lucas Alcaraz

El Zaragoza logró con relativa solvencia la salvación y en la presente temporada se ha afianzado en la zona noble de la tabla, convertido por derecho propio en un candidato a subir a Primera División. Además, alcanzó los octavos de final de la Copa del Rey, donde cayó derrotado frente al Real Madrid en un ambiente de zaragocismo puro en la Romareda. En esta tercera etapa, Víctor acumula ya 51 encuentros oficiales con un bagaje de 24 triunfos, 11 empates y 16 derrotas.

Loading...
Etiquetas
Comentarios