Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Guti y el tránsito de medios a laterales

La novedosa readaptación del centrocampista Guti al lateral derecho es un giro táctico habitual en el Real Zaragoza de las últimas décadas, una versatilidad útil en muchos jugadores

Siete jugadores, precedentes de Guti, que alternaron su puesto de centrocampista con el de lateral derecho: Zapater (1), García Sanjuán (2), Señor (3), Lizarralde (4), Oñaederra(5), Gurenko (6) y Ponzio (7).
Siete jugadores, precedentes de Guti, que alternaron su puesto de centrocampista con el de lateral derecho: Zapater (1), García Sanjuán (2), Señor (3), Lizarralde (4), Oñaederra(5), Gurenko (6) y Ponzio (7).
HA

Raúl Guti, centrocampista desde su formación en las categorías inferiores, con distintas ubicaciones en la zona ancha –pivote, interior por banda, mediapunta–, está viviendo en las últimas semanas una metamorfosis táctica en su juego en el primer equipo del Real Zaragoza. Víctor Fernández lo está descubriendo como lateral derecho en la defensa blanquilla, ya sea en una línea de cinco hombres, con tres centrales, o en una ordinaria, de cuatro piezas. Y esto, la primera vez que sucede en cualquier parte del campo con cualquier jugador, llama la atención poderosamente. Tanto a los protagonistas implicados como a los espectadores que asisten a la mutación desde fuera.

Pero no es nada nuevo. Ni supone ninguna barbaridad. No se trata del invento de la pólvora, ni el de la noria o la polea. Esto es tan viejo como el hilo negro o la tos. En tiempos pretéritos, este tipo de polivalencias era, quizá, más común. En la modernidad del fútbol todo parece estar más mecanizado, más estereotipado. Y, seguramente, por esto hay gente que se asusta en demasía cuando ve decisiones así de los técnicos. Lejos de ser un perjuicio para los jugadores afectados y para el equipo, la historia demuestra que suele ser una ganancia para todos.

En la plantilla actual todavía está el capitán, Zapater, que es el ejemplo más reciente de esta doble función táctica en el equipo. El de Ejea ha jugado infinidad de partidos como lateral, aunque su puesto matriz sea el de medio. Junto a él llegó a militar en el equipo el argentino Leo Ponzio que, en sus dos etapas como zaragocista, también se mimetizó sin problemas en los dos roles, el de ‘6’ y el de ‘2’, sin problema alguno.

Poco antes, el bielorruso Gurenko, de breve pero recordado paso como zaragocista, fue una navaja multiusos para Luis Costa, igual como pivote central que como lateral, donde era habitual con su selección nacional. Histórico fue su marcaje en la final de Copa de La Cartuja al céltico Mostovoi, en 2001. Unos años antes, García Sanjuán, también de la mano de Víctor Fernández, se readaptó al lateral derecho de urgencia desde su origen de medio organizador (y también al lateral zurdo e, incluso, como central). En los ochenta, Beenhakker ‘se inventó’ a Señor como lateral (de ambas bandas) en su fútbol total, algo que benefició a la selección española. Y, antes, Oñaederra igual jugaba de ‘6’ que de ‘2’, según se le necesitaba.

Etiquetas
Comentarios