Despliega el menú
Real Zaragoza

Real zaragoza  

Azcón: "No se puede entender Zaragoza sin el Real Zaragoza"

El alcalde de la capital aragonesa reivindica la dimensión real del club y anuncia la máxima colaboración con el equipo en la recepción oficial en el Ayuntamiento. Antes, el conjunto zaragocista realizó la ofrenda a la Virgen del Pilar 

La primera entidad deportiva de Zaragoza y de Aragón, el Real Zaragoza, se abrazó con el Ayuntamiento en la recepción municipal anterior al inicio de la temporada. El gesto significa un punto de partida fundamental en el futuro del equipo del león rampante. Antes, el consejo de Administración, el cuerpo técnico y la primera plantilla visitaron a la Virgen del Pilar en la tradicional ofrenda que anuncia el nuevo ejercicio liguero.

Jorge Azcón, alcalde de la ciudad, tomó la palabra en la Casa Consistorial para anunciar este nuevo tiempo que nació pasado el mediodía de este viernes. Después de unos últimos años llenos de desencuentros entre Zaragoza y el Real Zaragoza, hoy se volvieron a encontrar en la casa de todos los zaragozanos. Lo celebró el primer edil de la ciudad con palabras repletas de mesura y cariño. "El Real Zaragoza vuelve a su casa. Quiero hacer énfasis en esta afirmación porque en los últimos años el Real Zaragoza no venía a esta recepción, como siempre era habitual. Recuperamos, por tanto, una tradición que se mantuvo durante décadas: el Zaragoza comenzaba su temporada visitando a la Virgen en la basílica del Pilar y luego pasaba al Ayuntamiento. Quiero agradecer a su junta directiva que el Real Zaragoza al completo vuelva a estar con nosotros aquí, en el Ayuntamiento", reiteró Azcón.

Hasta el salón de la Casa Consistorial acudió Christian Lapetra, presidente del Real Zaragoza; Fernando de Yarza, presidente de la Fundación del Real Zaragoza; Fernando Sainz de Varanda, vicepresidente del club; Fernando de Yarza López-Madrazo, consejero del club; Juan Forcén, consejero del club; Félix Longás, patrono de la Fundación; y Víctor Fernández, entrenador del Real Zaragoza, acompañado de toda la plantilla. Por parte del Ayuntamiento también asistió Cristina García, concejala de Deportes; Natalia Chueca (PP); Carmen Herrarte y Mari Fe Antoñananzas (Ciudadanos); Carmen Rouco (Vox); y Horacio Royo, Ros Cigüelo e Ignacio Magaña (PSOE).

Jorge Azcón se dirige a la representación zaragocista en el Ayuntamiento.
Jorge Azcón se dirige a la representación zaragocista en el Ayuntamiento.
Guillermo Mestre

Azcón aquilató la trascendencia real primer club aragonés. "No se puede entender Zaragoza sin el Real Zaragoza. Es un símbolo de la ciudad. Es un embajador, y no un embajador cualquiera, sino posiblemente nuestro mejor embajador", subrayó, para luego anunciar una colaboración futura que será inmediata. "Tenemos la intención de colaborar en todo lo que podamos con el Zaragoza, apoyar. No más allá de septiembre intentaremos daros noticias", concretó el alcalde de la ciudad.

Christian Lapetra, presidente del Real Zaragoza, contestó al primer edil manteniendo el mismo tono cálido destilado por Azcón. "Vuelve hoy el Real Zaragoza como es tradición a visitar el Ayuntamiento en la presentación de un nuevo proyecto deportivo repleto de retos y ambiciones. Lo ponemos de largo aquí, en la casa de todos los zaragozanos, precisamente para hacer a todos partícipes del empeño que nos embarga y del reto en el que estamos comprometidos", expresó Lapetra.

Antes de visitar el Ayuntamiento, el Real Zaragoza realizó la ofrenda a la Virgen del Pilar. Allí Lapetra expresó el sentimiento compartido por  todo el zaragocismo hacia la Virgen que venera. "Todos juntos, unidos en un empeño común, venimos a renovar nuestra ilusión y nuestros sueños, el propósito de nuestro apoyo, la decisión de perseverar leales y fieles al equipo de nuestros amores, cualesquiera que sean los avatares y peripecias de la competición", señaló Christian Lapetra.

Tradicional ofrenda a la Virgen del Pilar.
HTV

Juan Antonio Gracia, capellán del Real Zaragoza y canónigo del Cabildo de Zaragoza, recibió la ofrenda en forma de una preciosa cesta floral portada por los capitanes, Zapater y javi Ros. Con verbo preciso, Gracia recordó que en ese mismo santo lugar el Real Zaragoza ha ofrecido a su Virgen los grandes trofeos que jalonaron su caminar. Después, calibró el significado real de la entidad deportiva que aglutina el sentir mayoritario de los aragoneses. "El Zaragoza no es un capricho, sino un sentimiento que llevamos las gentes de esta tierra", apuntó, para luego desear que la madre de los aragoneses proteja a su equipo en el inicio de esta nueva singladura hasta lograr el anhelado objetivo: "Con el esfuerzo de todos, seguro que este año sí, que el Real Zaragoza de nuestros amores estará en el sitio que le corresponde". Amén.

Etiquetas
Comentarios