Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Preocupación con el tobillo 'fatal' de Papunashvili

El georgiano sufrió este martes problemas en la misma articulación en la que padeció el edema óseo que arrastró durante casi toda la pasada temporada

Giorgi Papunashvili, en la Ciudad Deportiva.
Giorgi Papunashvili, en la Ciudad Deportiva, durante la pasada temporada.
Aránzazu Navarro

Giorgi Papunashvili dejó este martes un poso de preocupación en el cuerpo técnico después de sufrir un traumatismo en el mismo tobillo que le tuvo la pasada temporada prácticamente en blanco. El futbolista georgiano se tuvo que retirar prematuramente del entrenamiento de Víctor Fernández , tras un rondo, con un fuerte dolor en el pie izquierdo que le impedía completar el trabajo y las tareas programadas. Está previsto que en las próximas horas se le practiquen pruebas médicas complementarias y se le haga una resonancia nuclear magnética para evaluar la dolencia de modo concreto. Será, de este modo, baja en el amistoso de este miércoles en Calahorra. 

Considerando los antecedentes de la pasada campaña, existe cierto temor de que se haya visto afectado de algún modo el tobillo, aunque hay que esperar a las pruebas para confirmar el alcance y el grado de la lesión, si la hubiese.

Papunashvili arrastró durante casi toda la pasada campaña problemas derivados de un edema óseo que se produjo en septiembre en Albacete. Entonces, irregularidades en su proceso de recuperación, con recaídas y diagnósticos inexactos, provocaron que su regreso a los terrenos de juego se retrasara hasta diciembre. Al volver, en febrero, un golpe fortuito de Zapater volvió a dejar al georgiano fuera de combate, arrastrando ya hasta final de curso las consecuencias del edema ósea, una lesión latosa, de complicada rehabilitación, que puede estirarse hasta periodos de ocho meses de baja (Vigaray, nuevo fichaje, sufrió un calvario parecido en el Alavés).

Estos problemas le condujeron a una crisis de confianza y le obligaron a buscar asistencia médica en su país, recibiendo el permiso del club para desplazarse a Tbilisi un mes y ponerse en manos del doctor de la selección georgiana. El tratamiento funcionó y también su evolución en el tramo final de liga, desde mitad de abril, llegando a la pretemporada, tras las vacaciones, plenamente recuperado y sin efectos de ningún tipo.

Etiquetas
Comentarios