Real Zaragoza

real zaragoza

La batalla por evitar el maldito puesto 19º

Siete equipos, entre ellos el Real Zaragoza, se hallan inmersos en la terrible lucha por evitar el último puesto de descenso a Segunda B. 

El Zaragoza devuelve este domingo la visita al Córdoba.
El Zaragoza devuelve este domingo la visita al Córdoba.
Oliver Duch

Diecinueve es un número maldito en la Segunda División. Es el último puesto que desploma a su inquilino hacia el infierno de la Segunda División B. Un lugar odiado que en la actualidad ocupa el Lugo, pero que mira amenazante a otros seis equipos, entre ellos el Real Zaragoza. Desde los lucenses, que atesoran 37 puntos a falta de siete jornadas para la finalización del campeonato, hasta Las Palmas, que no puede respirar tranquilo con sus 43 puntos, también están inquietos el renacido Extremadura (39), el decaído Numancia (40), el debutante Rayo Majadahonda (40), el Tenerife (40) y el conjunto blanquillo (41). La batalla por no salir magullado en este infernal juego de las sillas se presenta brutal.

Sabido es lo traicionera que es la categoría de plata y lo larga que puede hacerse a equipos que se desfondan. Un viacrucis con 42 paradas al que le resta el tramo final, el definitivo. Un envite al que el Real Zaragoza concurre con el objetivo primordial de despojarse de las amenazas del descenso con la mayor antelación posible. La hoja de ruta de la escuadra dirigida por Víctor Fernández no admite atajos. El camino recto hacia la salvación arranca este domingo en la visita a un Córdoba que, con 27 puntos, parece desahuciado pero que, como demostró en la pasada jornada, no se va a entregar a sus rivales de turno. Lo sufrió en sus carnes el Real Oviedo, que malgastó una ventaja de 2-0 y de 3-2 frente a los andaluces en el Carlos Tartiere para terminar empatando a tres. Un traspié que le puede costar a los de Juan Antonio Anquela sus aspiraciones de ‘play off’ de ascenso.

El siguiente compromiso zaragocista será en La Romareda frente a un Deportivo que se está alejando de sus ansias de ascenso inexorablemente. Le seguirá una cita marcada en rojo en el calendario, la visita a este Extremadura que se ha redimido cuando se le presumía de regreso a Segunda B. Este duelo puede marcar el destino de ambos contendientes. Tampoco lo pondrán fácil el Sporting de Gijón en el estadio zaragozano ni el Málaga en la Rosaleda. El dramatismo de los dos postreros enfrentamientos frente a Numancia (en casa) y en el Heliodoro de Tenerife dependerán, obviamente, de la situación clasificatoria de los comparecientes.

El Lugo encarna plenamente el vértigo que asola cuando arranca la cuenta atrás. Los gallegos, sin grandes alardes, habían transitado durante la temporada, con relativa comodidad sobre la zona caliente. De hecho, no han caído hasta la temida decimonovena plaza hasta esta última jornada al perder en el Anxo Carro frente al Granada (1-2) y combinarlo con el zarpazo del Extremadura en Riazor (1-2).

Los extremeños se están acostumbrando a coleccionar victorias inesperadas en este esprint. Una semana antes ya habían descolocado a domicilio al Málaga (1-2) y la anterior al Almería (1-0) en el Francisco de la Hera.

El Rayo Majadahonda, que se estrena en la categoría, solo había pisado las arenas movedizas del descenso en las dos primeras jornadas. A partir de allí, emprendieron una cómoda ruta por la liga, llegando a instalarse en el noveno puesto. Sin embargo, han trazado una decadencia sostenida que ya les ha colocado en una situación comprometida. Su cinturón de seguridad es de tres puntos respecto al Lugo. A su favor, el hecho de que, junto al Numancia, son los dos únicos contendientes a los que restan sumar los tres puntos por la descalificación del Reus.

Los sorianos, que el pasado ejercicio descabalgaron al Real Zaragoza de la primera eliminatoria del ‘play off’, se hallan inmersos en otro desplome incontrolado. Llamados a ocupar las aguas tranquilas de la competición, han ido descendiendo escalones hasta disponer de tres puntos sobre el Lugo. Un cambio de status de ardua digestión para el plantel dirigido por López Garai.

Los equipos canarios no escapan a esta quema. Las Palmas, que se mantuvo en plazas de ascenso directo o de ‘play off’ durante las primeras catorce jornadas, se ve abocada ahora a efectuar un esfuerzo extra para desterrar sus miedos. Y el Tenerife, más acostumbrado a las guerras de la parte baja, choca contra un calendario malévolo que este sábado le abocará a un duelo a muerte en el campo del Extremadura.

Etiquetas
Comentarios