Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Real Zaragoza

El zaragocismo está más vivo que nunca

Desde el descenso a Segunda División, se han fundado 45 peñas zaragocistas, casi un tercio de las 153 que hay censadas. La nueva demografía urbana y la ilusión de continuar el legado con las jóvenes generaciones son las razones principales.

Inauguración de peñas del Real Zaragoza

El sentimiento de amor hacia el Real Zaragoza es difícil de cuantificar. Cuando algo sale desde lo más profundo del corazón, los números son demasiados fríos para hacer de baremo. Para estimar en qué medida hay más o menos zaragocismo. Sin embargo, como en cualquier aspecto de la vida, lo que es evidente es que en las peores circunstancias, en los momentos más comprometidos, es cuando se demuestra de forma más sincera el compromiso hacia una causa. "No son las circunstancias las que te dan forma, sino tu manera de reaccionar ante ellas". La frase, de la escritora Anne Ortlund, resume bien la respuesta que ha tenido la afición del Real Zaragoza desde que su equipo descendiera a Segunda División en junio de 2013. En estas últimas seis temporadas, el periodo más largo de la historia del club en la categoría de plata, se han fundado 45 nuevas peñas zaragocistas. Prácticamente un tercio de las 153 que actualmente tiene censadas la Federación de Peñas del Real Zaragoza en su registro. Un dato sobresaliente, que habla por sí mismo de la salud de la que goza la afición del club aragonés a pesar de las dificultades deportivas.

El crecimiento de las peñas zaragocistas en estos últimos años obedece a dos razones troncales. La primera es demográfica y se explica desde la reorganización urbana que ha sufrido la población del área metropolitana de Zaragoza. Los nuevos distritos de la periferia se han asentado en este periodo y barrios como Arcosur (2018), Parque Venecia (2018), Áctur Rey Fernando (2016), El Picarral (2016), La Jota (2015) o Valdespartera (2014) han fundado sus propias peñas zaragocistas, lugares de reunión blanquilla en el corazón de cada barrio. "Queremos que nuestro barrio sea zaragocista. En Arcosur hay mucho sentimiento de pertenencia y nuestra nueva peña sirve para unir aún más a los vecinos", explica orgulloso Alberto Sanz, presidente de la Peña Zaragocista Arcosur, inaugurada hace poco más de un mes (aunque constituida el año pasado) y que cuenta ya con 75 miembros. "En nuestro barrio, Parque Venecia, se ven muchas camisetas del Real Zaragoza y ese es uno de nuestros grandes objetivos, ser un barrio zaragocista", apunta Jesús Gil, presidente de la Peña Zaragocista Parque Venecia, que presume de 131 afiliados.

Un legado generacional

Por supuesto, pueblos de toda la geografía aragonesa –los que aún no la tenían– han constituido también sus propias peñas en esta complicada etapa en Segunda División. Lécera (2018), Belchite (2017), Leciñena (2016), Escatrón (2015), Almudévar (2014)... el zaragocismo se extiende mucho más allá de la capital y no entiende de fronteras. "En Alloza se respira zaragocismo por los cuatro costados. Yo, que soy ya veterano, hablé con los jóvenes del pueblo y decidimos montar la peña. La sorpresa es que, siendo 600 vecinos censados y con 400 viviendo realmente en invierno, somos más de 80 socios en la peña en algo menos de un año", señala Fermín Félez, presidente de la Peña Zaragocista Zaralloza, inaugurada por Raúl Guti y Christian Lapetra hace solo unos días.

El segundo motivo principal del auge de las peñas desde el descenso a Segunda es, en palabras de José Vicente Casanova, presidente de la Federación, por "obligación moral" hacia las nuevas generaciones, esas que no han visto al Real Zaragoza levantar títulos o competir por los puestos nobles de Primera División. "La fidelidad hacia el Real Zaragoza va más allá de la que tienes hacia una pareja o un partido político. Es algo que queda para siempre y tenemos la obligación moral de prolongarlo y dejar un legado continuista a las nuevas generaciones", subraya el responsable de la Federación.

"Los padres, de entre 28 a 45 años, hemos vivido la época de la Recopa. Hemos disfrutado momentos inolvidables, títulos, grandes partidos... y tenemos un ADN zaragocista para siempre. Por eso, nuestro deber es inculcar el zaragocismo a los más pequeños. Que nunca se pierda esa tradición que va de generación en generación", comenta Alberto Sanz, de Arcosur. "O nos concienciamos entre todos o cada vez se verán menos camisetas del Real Zaragoza. Y eso no puede ser", agrega comprometido.

Este mismo sentimiento tiene Jorge Sanz, presidente de la Peña Zaragocista de Lécera, constituida el año pasado. Su historia representa bien los valores zaragocistas. "Decidimos fundar la peña el día que perdimos la semifinal del ‘play off’ contra el Numancia. Comenzamos con los trámites justo al día siguiente. Fue el punto de inflexión porque consideramos que el zaragocismo se demuestra ahora. Tu pasión hay que sacarla en los momentos más duros y es cuando tenemos que apoyar más al equipo", relata. "Lo que nosotros podemos hacer es aportar nuestro pequeño granito de arena y difundir zaragocismo entre las nuevas generaciones, esas que no han disfrutado de los grandes momentos del club", añade. "Cuando eres niño, lo que más te influye es el ambiente familiar y lo que ves en la televisión. Si no apoyamos nosotros, las familias, es difícil hacerse del Real Zaragoza porque ya sabemos que los que venden son otros. Hay que crear ilusión a los chavales más pequeños", apunta en la misma dirección Fermín Félez, de Zaralloza.

Una afición de Champions

En total, la Federación de Peñas del Real Zaragoza cuenta con 153 peñas y 14.575 peñistas. El 78% son hombres y el 22% mujeres, un porcentaje que se trabaja para equilibrar en el futuro. Del total, el 85% son adultos y el 15% menores de edad. Además, el 40% son abonados al Real Zaragoza y acuden cada quince días a La Romareda. "Damos mucha importancia a que la gente sea abonada del club. Es una de las formas más importantes y efectivas que tenemos de apoyar al equipo. Cuando algo te toca el bolsillo es cuando se demuestra que te importa realmente", señala José Vicente Casanova. "Nosotros estamos muy contentos con el crecimiento de las peñas. Una cosa es la situación coyuntural deportiva del club y la otra su afición. El equipo bajó a Segunda División hace casi seis años, pero la afición sigue siendo de Champions League", agrega.

Casanova lo clarifica con un ejemplo gráfico y numérico. "Este año, el congrego anual de las Federaciones de Peñas se celebra en Madrid y, a pesar de que participan todos los clubes de Primera y Segunda División, nosotros vamos a ser la segunda o la tercera delegación más importante y representada", asegura. ¿Y ahora qué? ¿Han tocado techo las peñas? ¿Seguirán aumentando cada temporada? "Vamos a seguir creciendo seguro. Cuando el equipo ascienda a Primera División, va a haber una gran explosión con otras 15 o 20 más automáticamente. Somos así", responde optimista el responsable de la Federación, que incluso cuenta con tres peñas fuera de España. Una en Colombia (Peña Zaragocista Jerónimo Suárez), otra en Costa Rica (El Alacrán) y una tercera en Brasil (12 de octubre). El zaragocismo está más vivo que nunca.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo