Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

La plantilla admite que ahora "la realidad es pelear por no bajar"

Javi Ros, uno de los capitanes, declara que la permanencia concentra ahora todos los esfuerzos.

Los futbolistas del Real Zaragoza, en una sesión de entrenamiento del equipo.
Los futbolistas del Real Zaragoza, en una sesión de entrenamiento del equipo.
Aránzazu Navarro

La plantilla del Real Zaragoza ya tiene claro que la caída clasificatoria obliga a replantear las metas de la temporada. Javi Ros, uno de los capitanes del equipo, es tajante en este sentido. Si la crisis de resultados ha derivado en una crisis de expectativas, ahora no se contempla otra cosa que comenzar a ganar partidos para evitar la amenaza del descenso. Una nueva realidad a la que los jugadores del Real Zaragoza van a tener que adaptarse, especialmente, desde el punto de vista motivacional y emocional. Un cambió tan drástico de objetivos, cuando la temporada se observaba con el anhelo de competir las posiciones altas de la tabla, siempre supone una dura asimilación. Pero, según Javi Ros, la plantilla, de la mano de Lucas Alcaraz, conoce perfectamente la naturaleza de su nueva realidad: hay que sumar puntos para escapar de las posiciones críticas y abrir brecha cuanto antes con esos puestos bajos. "La realidad es que estamos para pelear por no descender y la plantilla lo sabe", señala Javi Ros, en una afirmación contundente, que plantea un nuevo escenario en el Real Zaragoza. "El entrenador está tratando de dar con la tecla. Hay que seguir trabajando y confiando en nosotros mismos", apunta el centrocampista navarro.

Desde la llegada de Alcaraz, el conjunto aragonés solo ha sumado cinco puntos de 21 posibles. Su promedio de puntos es de 0,7 por partido, empeorando las cifras, en este aspecto, de Imanol Idiakez, quien sumó 11 en 10 jornadas (1.1 por partido). Además, su insuficiencia ofensiva advierte de que no ha estado muy cerca de sumar más: quitando los tres goles marcados contra el colista Nástic de Tarragona, con Alcaraz al mando, el Zaragoza solo ha anotado en el partido frente al Mallorca, cuando reaccionó en la segunda parte con un par de tantos y un buen puñado de ocasiones. Es decir, el Zaragoza de los últimos siete partidos se quedó a cero en cinco: en las derrotas contra Elche (2-0), Granada (0-2), Alcorcón (2-0) y Cádiz (0-1) y en el empate de este pasado fin de semana contra el Córdoba (0-0). A falta de goles, tampoco el equipo aragonés añadió en estos partidos muchos más méritos, remate, situaciones de peligro… Defensivamente, las cosas no son mucho más amables: el Zaragoza de Alcaraz solo ha dejado su portería a cero en un partido, contra el Córdoba. El resto de jornadas, ha encajado siempre y nunca se ha adelantado en el marcador. Los datos son propios de una crisis deportiva galopante.

En consecuencia, su declive clasificatorio ha despertado las lógicas preocupaciones de un momento así. Lucas Alcaraz ha probado soluciones de todo tipo: ha cambiado el sistema dos veces, ha concedido oportunidades a casi toda la plantilla, ha experimentado con futbolistas en posiciones poco naturales para ellos… Sin embargo, este proceso, lejos de arreglar los defectos y otorgarle al Zaragoza estabilidad y fuerza competitiva, ha empujado al equipo hacia una peligrosa pérdida de identidad.

Javi Ros insiste en la necesidad de vivir a corto plazo para evitarse tensiones innecesarias. “No miramos más allá. Solo pensamos en ir a La Coruña a por los tres puntos. El trabajo está, los jugadores también y ojalá salgamos cuanto antes de esta situación", asegura.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión