Despliega el menú
Real Zaragoza

Pep Biel se hace hueco

El centrocampista ofensivo ha irrumpido en las alineaciones de Lucas Alcaraz con un fútbol fresco e incisivo

Pep Biel protege el balón en el partido ante el Nástic
Pep Biel, la nueva sonrisa del Real Zaragoza
Tjrek Van Der Meule

Imanol Idiakez entendió que era mejor acelerar los pasos formativos de Alberto Soro y eso generó un reordenamiento de las jerarquías en la zona de la mediapunta: Papunashvili, Buff, Pombo, Soro… y Pep Biel como último de la fila, arrinconado al fondo de las convocatorias o al vacío de la grada. La llegada de Lucas Alcaraz ha sacudido en cierto modo ese orden. No ha dudado en darle a Biel un papel relevante, acorde a su día a día, según han reconocido en los últimos días pública y no tan públicamente algunos de sus compañeros: Pep Biel llevaba semanas iluminando los entrenamiento. Y así le ha llegado la oportunidad, porque el fútbol siempre desnuda a unos y viste a otros: debutó en liga en Tarragona con un golazo crucial en un golpe franco y una tonelada de desparpajo. E influyó en la resurrección contra el Mallorca en el momento que se vio rodeado de futbolistas de buen pie y mirada creativa. Porque ya se sabe: el talento se enriquece de talento. “Estoy muy contento. Me estoy encontrando muy cómodo en el campo. Cuanto más futbolistas tengamos por delante de la pelota, mejor me va, más acertado puedo estar y más me puedo asociar”, comentó este martes el centrocampista ofensivo balear, justo antes del regreso a los entrenamientos del Real Zaragoza tras la jornada de descanso.

Pep Biel representa un torrente de frescura e intención en la nueva versión de equipo ideada por Lucas Alcaraz. A sus 21 años contiene mucho de los rasgos del perfil de futbolista del proyecto del Real Zaragoza: hambre, juventud, proyección… Aspectos con un doble filo, especialmente, cuando vienen mal dadas. Pero Biel ha exhibido en sus últimos partidos personalidad: no es de los que se esconde. La pide y ataca. El Zaragoza en crisis necesitaba esto, gente con el ánimo limpio y firme. “En los dos últimos partidos, nos están saliendo las cosas. Con este sistema nuevo, nos estamos sintiendo cómodos en el campo”, indicó. En la segunda mitad del partido contra el Mallorca, pudieron apreciarse salidas al laberinto de los últimos dos meses. “Salimos con todo tras el descanso. Sabíamos que teníamos que remontar el partido. En la primera mitad no estuvimos acertados, especialmente, arriba”, analizó Pep Biel. “Nuestra intención siempre es salir al máximo en los partidos. Pero el rival también condiciona. En la segunda parte, el Mallorca pareció más cansado y tuvimos más espacios”, añadió.

Futbolista explosivo, de piernas fuertes, golpeo diabólico y vocación vertical, Pep Biel ya destacó el difícil año pasado en un filial más rico en recursos (ahí están el caso de Biel o de Nieto, más otros como Clemente o Torras a las puertas del primer equipo) que en soluciones de entrenador. Biel fue el segundo máximo asistente de Segunda B, con 10, solo superado por Mikel Álvaro, del Amorebieta. Además, marcó dos goles. Con el primer equipo llegó a debutar en partido oficial en Granada, jugando también contra el Barça B. Esto provocó que, tras su renovación y promoción al primer equipo, varios clubes reclamaran su cesión al Zaragoza: Mirandés, Atlético Baleares, Nástic de Tarragona… Pero el club le cerró la puerta. Es uno de los depositarios de la confianza de Lalo Arantegui, quien ha creído en él desde el día en que se lo llevó al Almudévar, filial del Huesca, después de su paso por las canteras del Mallorca o del Rayo Vallecano. Ahora, tras una temporada notable en lo individual con el Deportivo Aragón y firmar cuatro años de contrato, coincide en el primer equipo con una nutrida camada de canteranos, como Nieto, Guti, Lasure, Delmás, Pombo… Y otros que asoman: Soro, Enrique Clemente, Torras… “Es un orgullo que estemos tantos chicos salidos del filial. Sabemos que, ahora, trabajando duro se va a tener oportunidades”, explicó Pep Biel, quien, al final, se ha abierto hueco: “Al principio (cuando no jugaba), se viven situaciones difíciles. Pero trabajando día a día siempre llega el momento”. Y así ha sido: ahora es el momento de Pep Biel.

Etiquetas
Comentarios