Despliega el menú
Real Zaragoza

Acertó Ais Reig: no fue penalti del portero a Álvaro Vázquez

El gol de Tamudo en la final de Copa de 2000 ya no es posible. Con la modificación del reglamento hace 3 años, cuando el guardameta está botando el balón es como si lo tuviera en su poder.

Momento en el que el árbitro Ais Reig va a amonestar a Álvaro Vázquez tras robarle la pelota al portero del Mallorca, Parera, que está en el suelo quejándose para disimular el error que cometió cuando el delantero zaragocista le quitó el balón por detrás en un saque. Por fortuna para él, el reglamento le ampara.
Momento en el que el árbitro Ais Reig va a amonestar a Álvaro Vázquez tras robarle la pelota al portero del Mallorca, Parera, que está en el suelo quejándose para disimular el error que cometió cuando el delantero zaragocista le quitó el balón por detrás
Oliver Duch

La polémica más candente llegó este sábado en La Romareda cuando transcurría el minuto 68 del partido Real Zaragoza-Real Mallorca. Acababa de acortar distancias el equipo aragonés con el 1-2 de Gual y los de Alcaraz vivían sus momentos de reactivación, con la grada enfervorizada tras una hora de zozobra y con los jugadores mallorquines bajo los efectos de un golpe que les obligaba a cambiar su pasiva postura sobre el césped.

El portero visitante, Parera, tenía la pelota en la mano tras una parada y, al borde del área, se disponía a sacar largo. Botó la pelota sobre el suelo y el ariete zaragocista Álvaro Vázquez, que se había quedado pícaramente detrás de él, le metió el pie para arrebatarle la pelota, cosa que logró. Parera reaccionó y derribó a Vázquez, que simultáneamente a los más de 21.000 seguidores blanquillos, pidió penalti al árbitro Ais Reig. El colegiado valenciano no solo no lo pitó, sino que señaló infracción de Vázquez por importunar el saque libre del guardameta y lo amonestó con tarjeta amarilla. Durante minutos, el lío fue grande a cuenta de esa acción que, además, de haber sido pena máxima, hubiera tenido que acarrear tarjeta roja para Parera.

Pues bien. Según el reglamento vigente, acertó el juez Ais Reig: no fue penalti del portero balear a Álvaro Vázquez.

A fecha de hoy, en 2018, el gol de Tamudo en la final de Copa de 2000 (Espanyol-Atlético Madrid en Mestalla) ya no es posible. Aquel en el que el portero colchonero Toni Jiménez estaba botando la pelota tras una parada cuando, por detrás, el pillo Tamudo le metió la cabeza para quitarle el balón y marcar un gol que supuso un campeonato.

Francisco Ramo, el presidente del Comité Aragonés de Árbitros, certifica para HERALDO DE ARAGÓN las circunstancias de esta jugada vivida este sábado en La Romareda. "Con la modificación del reglamento hace 3 años, ahora, cuando el guardameta está botando el balón, es como si lo tuviera en su poder. No se le puede molestar de ningún modo en el saque ni actuar con esa picaresca con la que Álvaro Vázquez le arrebató la pelota este sábado mientras Parera botaba antes de ejecutar el saque", explica el máximo responsable arbitral de la Federación Aragonesa.

Ramo, mal que le pese al zaragocismo en este caso, confirma el buen criterio del árbitro: "Ais Reig acertó. Según la norma, que fue matizada en su momento, es falta de Álvaro Vázquez que, además, debe ser amonestado. Y así lo hizo con corrección Ais", apostilla. "Solo podría concebirse una jugada válida en una acción parecida a esta si el portero, claramente y a la vista de todos, lanzase el balón al suelo para jugarlo con los pies, no en acción de botarlo, y en ese momento se produjera el robo de la pelota del delantero ante el descuido manifiesto del guardameta. Pero este sábado, en La Romareda, no fue ése el caso. Parera estaba botando la pelota claramente", aclara definitivamente Francisco Ramo.

Dudas aclaradas, por lo tanto, para muchos aficionados que, como tantas veces sucede, establecen discusiones en relación a jugadas polémicas sin conocer de manera fidedigna la interpretación reglamentaria que rige.

Etiquetas
Comentarios