Despliega el menú
Real Zaragoza

Curiosa y llamativa charla a solas entre Idiakez y Cristian Álvarez

Al inicio del entrenamiento del Real Zaragoza este domingo, con los titulares en el gimnasio y el resto con los auxiliares, el entrenador llamó al portero para dialogar más de un cuarto de hora.

Dos capturas de vídeo del momento de la charla entre Idiakez y Cristian Álvarez esta mañana de domingo tras la derrota ante el Lugo.
Dos capturas de vídeo del momento de la charla entre Idiakez y Cristian Álvarez esta mañana de domingo tras la derrota ante el Lugo.
José Vidal

Imanol Idiakez, el entrenador del Real Zaragoza, y Cristian Álvarez, el veterano portero del equipo, dejaron este domingo una de las imágenes más curiosas y llamativas de lo que va de temporada. Una charla a solas, prolongada, sobre el campo de entrenamientos del equipo, al inicio de una sesión de recuperación cargada de pesar tras el duro batacazo recibido horas antes en La Romareda ante el Lugo, con la derrota por 0-2 en uno de los peores partidos del equipo en muchos años.

El Zaragoza dejó ante el cuadro lucense infinidad de problemas técnicos y tácticos plasmados en el discurrir del duelo: en defensa, en medio campo y en ataque, por dentro y por las bandas, hacia arriba y en el retroceso. Quizá, lo único salvable fue la portería, donde el argentino Álvarez evitó con sus paradas bajo palos que el marcador alcanzase unas cifras mucho más estruendosas, quizá un 0-4, tal vez un 0-5 sin que a nadie le hubiese sonado a injusto. Pero, sin embargo, en la actuación personal de Cristian quedaron las dos manchas de los goles gallegos, en especial la del 0-1, que encajó desde medio campo, desde 50 metros, tras una vaselina de Pita que lo sobrepasó al estar muy adelantado en plena salida del equipo zaragocista desde atrás.

Mucha mímica de Idiakez con Cristian Álvarez en ese encuentro oral sobre la hierba de la Ciudad Deportiva. Gestos explicativos del técnico que el sudamericano escuchó con suma atención. Brazos arriba, manos abiertas... el preparador donostiarra quiso analizar con profusión lo ocurrido ante el Lugo, de forma singular, con su guardameta. Porque, en un día donde las cosas fueron horrorosas de principio a fin, no parece a primera vista que sea por ahí por donde empezar la reparación de los errores. En cualquier caso, esa fue la decisión de Idiakez en la matinal dominical.

Cuando la prensa fue instada a abandonar las instalaciones, pues solo se puede asistir a los primeros 15 minutos (que siempre es algo más) de los ensayos como es sabido desde diciembre de 2016, Idiakez y Álvarez seguían platicando mano a mano, ajenos a los demás.

Etiquetas
Comentarios