Despliega el menú
Real Zaragoza

El Lugo llega a Zaragoza desorientado, con 4 puntos... y gracias

En casa, los gallegos han perdido dos de sus tres partidos y, en el único que ganaron, remontaron un 0-2 in extremis al Numancia. Fuera, suman un empate y una derrota.

Un pasaje del último partido de los gallegos, el Lugo-Oviedo del pasado fin de semana, con victoria asturiana por 0-2 en el Anxo Carro.
El Lugo llega a Zaragoza desorientado, con 4 puntos... y gracias
CD Lugo

No es reconocible el CD Lugo de la actual temporada, la 2018-19, respecto de su forma habitual de comenzar la liga. Anda desorientado, sin sintonía correcta con la competición. Con solo 4 puntos, llega a La Romareda el cuadro gallego en la 16ª posición, en la antesala de los problemas clasificatorios.

Normalmente, la trayectoria de los gallegos desde que asomaron en Segunda División desde Segunda B hace seis años (los mismos que lleva el Real Zaragoza en esta categoría) ha tenido inicios fulgurantes, llenos de ilusión para los suyos al verse enseguida en lo alto de la tabla. Y siempre, al final, en las segundas vueltas, se han dado a la melancolía y al dejarse llevar, quedando siempre en tierra de nadie, sin sufrir apenas apuros ni aspirar a nada por la zona alta.

Ahora, en esta puesta de largo de 2018, los lucenses que dirige de nuevas Javi López (exfutbolista del Fraga, cuando el club aragonés estuvo en Segunda B a finales de los ochenta), su costumbre ha mudado.

El Lugo llega a Zaragoza un tanto apurado, sabedor de que una derrota lo meterá con seguridad en el vagón de cola, en la zona de descenso, y elevará los vértigos en su entorno de manera inusual a sus costumbres en otros septiembres del pasado reciente.

El mal más serio lo han sufrido en su campo, el pequeño Anxo Carro donde, esta vez, no se están haciendo fuertes. Han perdido dos de sus tres partidos como locales: 1-2 ante el Málaga (que les volteó en el estreno liguero su ventaja en los últimos 4 minutos) y, el pasado fin de semana, 0-2 ante el Oviedo, que llegaba herido tras el vapuleo zaragocista en el Tartiere. Y su única victoria, obrada por 3-2 ante el Numancia, llegó de forma agónica, debiendo remontar un 0-2 adverso, con el tercer tanto anotado en tiempo de aumento.

Como visitantes, en el rol que hoy se les va a ver en La Romareda, su bagaje es de un empate y una derrota. Igualaron 1-1 en su primera salida, en Granada, y perdieron 1-0 hace unos días en Madrid ante el Majadahonda, patrocinando así el primer triunfo –histórico– de los novatos majariegos ante su afición. Su objetivo, hoy en Zaragoza, es simple: despertar, espabilar, no meterse en líos mayores.

Etiquetas
Comentarios