Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

El Numancia, como en casa en ningún sitio

El equipo de Jagoba Arrasate se presentará este sábado en La Romareda tras haber vencido sólo tres partidos como visitante esta temporada, unos malos resultados que le podrían servir de peligroso acicate.

Markel Etxeberria forcejea con Pombo en el partido de ida del miércoles, en Los Pajaritos
Markel Etxeberria forcejea con Pombo en el partido de ida del miércoles, en Los Pajaritos
José Miguel Marco

El Zaragoza se encontrará este sábado (18.00) con un partido en el que la mayoría de los elementos jugarán a su favor. Con el solvente y esforzado conseguido en tierras sorianas (1-1) y el rugir de las más de 30.000 almas que llenarán La Romareda, podría parecer que fuera suficiente. Sin embargo, el conjunto aragonés buscará explotar otra baza que a buen seguro ha tenido en cuenta Natxo González en la preparación del choque: el rendimiento del Numancia como visitante. Una sangría de puntos, una herida en la que querrá hurgar para aumentar sus posibilidades. En cuanto a la expedición rojilla, viajarán todos excepto Manu del Moral y Luis Valcarce.

En un rápido vistazo al botín de puntos del conjunto soriano, se advierte su fortaleza en Los Pajaritos, piedra angular de su clasificación para el 'play off'. Allí ha sumado 47 puntos que le convierten en el segundo mejor local de Segunda División. Sin embargo, sus guarismos a domicilio (18 puntos) no se han posicionado de acuerdo con su situación en la tabla. Lejos del calor de su afición, el equipo rojillo ha vencido esta campaña tres partidos. Unos registros que sólo empeoran seis equipos de la categoría, la gran mayoría pertenecientes a la parte más baja de la clasificación: es el caso de los descendidos Sevilla Atlético, Lorca y Cultural Leonesa, más Córdoba, Almería y Granada. Empatados con los castellanos están Albacete y Tenerife.

Su falta de puntería en los desplazamientos será también un factor a tener muy en cuenta. Acumula 19 dianas en 21 encuentros, un ratio inferior al gol por partido que se antoja insuficiente para desbancar al Real Zaragoza de la ligera ventaja que ostenta gracias al gran tanto de falta de Zapater en la ida. El Numancia necesita una victoria o un empate con más de un gol. Y el cuadro aragonés ha visto puerta en 11 de sus últimos 12 partidos en casa. Una fortaleza que será más que bienvenida este sábado, en la batalla decisiva.

Las sensaciones numantinas no serán las mejores para afrontar el animadísimo ambiente que se prevé en el municipal zaragozano, que apunta al lleno. Los de Jagoba Arrasate vienen de perder sus dos últimos partidos fuera. Además, de forma dolorosa. Cayeron ante Lorca (2-1) y Sevilla Atlético (2-1), rivales que ya nada se jugaban y que comprometieron de forma importante sus aspiraciones de alcanzar la promoción, que consiguieron en la última jornada de la liga regular.

Sin embargo, mal haría el Zaragoza en confiarse. En abrazar con demasiada fuerza ese cartel de favorito que se le ha colgado en un territorio tan inhóspito e inesperado como el 'play off'. Un formato en el que los precedentes ligueros quedan despojados de cualquier valor. En el que al cargado físico de los futbolistas se les pide un último y definitivo esfuerzo. Y todo ello en un plazo máximo de diez días. Ya ha demostrado el Numancia sus hechuras durante las 42 jornadas anteriores, en las que se ha ganado con todas las de la ley una plaza entre los seis mejores equipos. El conjunto soriano intentará desquitarse de su deficiente rendimiento como visitante y regalar una alegría a los 550 aficionados que se desplazarán hasta la capital aragonesa. Un peligroso acicate al que el Zaragoza deberá estar muy atento. No valen confianzas en un nuevo -e independiente- capítulo del 'play off'...

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión