Despliega el menú
Real Zaragoza

La Cultural Leonesa, otro rival en descenso a Segunda B para el Real Zaragoza

El equipo de León lleva 8 jornadas inmerso en las 4 últimas plazas de la clasificación, desde el 3 de febrero. Solo ha sumado 4 de los últimos 24 puntos disputados.

Un momento del partido Real Zaragoza-Cultural Leonesa de la primera vuelta, jugado en La Romareda el 27 de octubre y que concluyó 0-0.
La Cultural Leonesa, otro rival en descenso a Segunda B para el Real Zaragoza
Toni Galán

No es el Sevilla Atlético, pero tiene algunos parecidos. La Cultural Leonesa, el siguiente rival del Real Zaragoza (el próximo sábado en León, a las 16.00), es otro rival inmerso en la zona de descenso a Segunda B con el que se cruza el equipo aragonés en apenas 6 días. El cuadro leonés, que volvió el pasado verano al fútbol profesional tras cuatro largas décadas alejado de los focos mediáticos, oculto incluso un largo tiempo en el sótano de la Tercera División, empezó la temporada con ciertas hechuras de ser un conjunto solvente en la categoría, pero cayó al vagón de cola de la clasificación hace dos meses y de ahí no ha podido salir desde entonces.

La Cultural Leonesa, por lo tanto, recibirá al Real Zaragoza en unas condiciones ya bastante apuradas para su futuro en Segunda, atascado en el barrizal de la cola desde hace muchas semanas y cada vez un poco más lejos de la orilla: 3 puntos lo separan del predecesor, el quinto por atrás, el Nástic de Tarragona, su referencia para la salvación en estos momentos. Se metió el cuadro leonés en el lío del descenso el 3 de febrero, tras perder 3-2 en Valladolid y ahí se ha quedado desde entonces. Lleva 8 jornadas seguidas en la zona roja y las prisas empiezan a hacerle mella en el día a día.

Su dinámica es peligrosamente mala para sus intereses de permanencia. En esas últimas 8 jornadas de deterioro de su solvencia en la tabla, los de León solo han sumado 4 de los 24 puntos puestos en juego. Perdieron cuatro partidos seguidos desde el citado de Valladolid y ahí les falló el suelo. Cayeron también 1-0 en Huesca. Lo hicieron también por 2-3 frente al Rayo Vallecano. Repitieron patinazo en Almería, al claudicar por 2-1. Más recientemente, fueron goleados 4-0 en Gijón y superados en su estadio, el Reino de León, por el Cádiz (0-1). O sea, 6 derrotas en las últimas 8 fechas ligueras.

Su escaso oxígeno lo obtuvieron ganando 2-0 al Reus hace 25 días y, el pasado fin de semana, sumando un exiguo punto el Albacete a través de un feo 0-0. Pero estos réditos le dan únicamente para alcanzar los 33 puntos. Están a uno solo de ser rebasados por el emergente Córdoba, hundido hace un mes y revitalizado tras la llegada del empresario navarro-aragonés Luis Oliver a su timón en enero. El Nástic, con 36, el Almería y el Barcelona B con 37, o el Alcorcón con 38, son sus objetivos más próximos, pero se le están yendo de alcance paso a paso. Por eso, la Leonesa jugará ante el Real Zaragoza con una necesidad máxima de sumar la victoria. No tiene muchas balas para desperdiciar si quiere salvar el pellejo en los últimos dos meses y medio de competición, lo que resta.

Es decir, que la ubicación del rival zaragocista del próximo partido es del mismo rango que la del Sevilla Atlético que tanto daño ha hecho con su reciente victoria en La Romareda: dentro del paquete de 4 que ahora mismo descendería a Segunda B. Pero, a diferencia de los andaluces, la Cultural Leonesa está viva y tiene un abanico de opciones de salvación que lo hacen un equipo con otras miras en el presente bien distintas al filial sevillano, que ya actúa como un desahuciado sin remedio.

El bloque leonés ha firmado fases de la temporada con cierto cuajo en su fútbol, destacando por su facilidad goleadora, en clara contraposición con su blandura atrás, que le ha hecho encajar goles con la misma o superior cadencia. También llamó la atención en muchos de sus duelos la capacidad de remontar marcadores adversos que manifestó, mostrando una fuerza moral y anímica en la adversidad digna de elogio. Eso sí, esas virtudes iniciales, en vez de mejorar, fueron a peor a partir del inicio de la segunda vuelta. Y por eso está como está en estos momentos el equipo de De la Barrera, su joven entrenador.

El Real Zaragoza viajará a León advertido a fuego del peligro que tiene jugar con los de abajo a estas alturas del torneo. El bofetón del Sevilla Atlético debe servir de aviso serio ante la Cultural Leonesa el próximo sábado. Y, como sucedía con los sevillanos, ha de tenerse en cuenta que los leoneses ya sorprendieron en la primera fase de la liga al Zaragoza en La Romareda, de donde se llevaron un punto mediante un 0-0. Avisos, alarmas, señuelos, recordatorios, marcas, cicatrices... nadie del vestuario zaragocista podrá decir que no están llegando advertencias de los riesgos que presenta esta cita en el Reino de León. No cabe sorpresa alguna esta vez...

Etiquetas
Comentarios