Despliega el menú
Real Zaragoza

La Liga exculpa a ocho exzaragocistas del presunto amaño con el Levante

La patronal ha presentado su propio escrito de acusación, que choca en determinados puntos con el criterio del fiscal.

Los jugadores del Real Zaragoza celebran la victoria y la salvación en el campo del Levante, en mayo de 2011.
Los jugadores del Real Zaragoza celebran la victoria y la salvación en el campo del Levante, en mayo de 2011.
Toni Galán

Dos semanas después de que lo hiciera el fiscal, la Liga ha trasladado su propio escrito de acusación por el presunto amaño del Levante-Real Zaragoza, partido jugado en mayo de 2011 y que supuso la permanencia en la élite de los aragoneses. La patronal ha presentado esta semana sus peticiones de penas en el juzgado de instrucción número 8 de Valencia, y en su escrito exculpa a ocho exjugadores del club zaragozano, a quienes considera "ajenos a los hechos" o parte "poco relevante" de los mismos. Se trata, según adelantó este jueves Marca en su edición digital, de Leo Franco, Ángel Lafita, Obradovic, Uche, Adam Pinter, Javier Paredes, Jarosic y Boutahar. Asimismo, La Liga tampoco implica al directivo del Zaragoza Francisco Checa, a quien la fiscalía acusa de los presuntos delitos de amaño y falsedad en documento mercantil.

En cambio, la patronal incrementa la condena solicitada contra los demás implicados, por quienes reclama la pena de cárcel máxima contemplada por ley para casos de corrupción deportiva: cuatro años de prisión y una indemnización de tres millones de euros. En este sentido, la Fiscalía Anticorrupción reclamaba en su escrito dos años. La diferencia entre ambas peticiones es muy significativa: en caso de decretarse el castigo que solicita el fiscal, ninguno entraría en la cárcel al no existir antecedentes penales entre los acusados. Sin embargo, si se acepta la petición de La Liga, los implicados sí que acabarían ingresando en prisión. Mientras, la inhabilitación a la que se enfrentarían los implicados no sólo les afectaría en el ámbito privado de un club de fútbol, sino también en sus respectivas selecciones.

El juzgado de instrucción número 8 de Valencia investiga a 42 personas por el presunto amaño de aquel partido, de los que 36 son futbolistas  –algunos de ellos siguen todavía en activo–. Aquel encuentro salvó al Real Zaragoza del descenso a Segunda División, tras imponerse en el Ciutat de Valencia por 1-2, presuntamente a cambio de 965.000 euros que salieron de las arcas del club aragonés. Según el escrito de calificación del fiscal, hasta nueve jugadores –Ander Herrera, Toni Doblas, Lanzaro, Da Silva, Braulio, Leo Ponzio, Jorge López y Carlos Diogo–, además del entrenador Javier Aguirre y del director deportivo Antonio Prieto, habrían recibido dinero en sus cuentas corrientes que, posteriormente, retiraron y devolvieron en efectivo a su presidente, Agapito Iglesias. Aunque a este dinero se le perdió después de la pista –ningún futbolista admitió que fuera para un amaño–, los investigadores consideraron muy llamativo que los jugadores del Levante disfrutasen, en su gran mayoría, "de unas vacaciones sospechosamente baratas".

El Ministerio Público reclama una pena de prisión para los 36 futbolistas que integraban las plantillas del Levante y del Real Zaragoza en 2011. Por el presunto delito de corrupción deportiva, el fiscal pide que se imponga una multa de 720.000 euros para el club aragonés, además del decomiso de los 965.000 euros que, al parecer, acabaron en manos de la plantilla del Levante antes del encuentro.

Etiquetas
Comentarios