Real Zaragoza
Suscríbete

"Sumar es importante cuando la situación cada vez es más peligrosa"

Íñigo Eguaras fue autocrítico al escrutar el presente del Real Zaragoza en su rol de portavoz del vestuario.

Eguaras, en el entrenamiento.
Eguaras, en el entrenamiento.
Guillermo Mestre

En los recovecos más optimistas del día a día zaragocista se sigue soñando con una reacción súbita del equipo que, no solo lo aleje de la zona baja de la clasificación, siempre lugar nervioso, sino que lo pueda aproximar al final de la liga, allá por mayo, a la pelea por la promoción de ascenso. Es un fin idealizado con el paso de las semanas que, matemáticas en mano, aún permite ser esgrimido sin que quede numéricamente muy forzado. Otra cosa es cotejar este anhelo legítimo con el nivel de juego que está dando el equipo de Natxo González en los últimos tiempos. La propia plantilla, los futbolistas, son los primeros que trasladan a su alrededor la preocupación por ello.

Íñigo Eguaras, el centrocampista distribuidor de juego que está jugando como titular fijo en las últimas semanas, fue este martes el portavoz del grupo y describió con claridad cómo se aprecia, desde el prisma de los profesionales del equipo, el momento actual del Real Zaragoza. "En Alcorcón, el juego no fue bueno... pero seguimos sumando. Y eso es importante cuando la situación cada vez es más peligrosa", indicó con franqueza.

"Somos nosotros los que tenemos que sacar esto adelante. Estamos en un club donde la presión es máxima y los objetivos son los mayores. Pero, en la situación en la que nos encontramos, tenemos que dar valor a cualquier punto", apostilló el navarro para sugerir al zaragocismo la necesidad máxima de ir acumulando rentas como sea, por encima incluso del juego plástico, para evitar problemas clasificatorios inminentes.

De cuestiones táctico-técnicas, donde quizá radiquen los problemas que han ido deteriorando poco a poco la solvencia del juego del Real Zaragoza con el discurrir de los meses, Eguaras no quiso entrar en demasiadas profundidades. "Al final, el míster prepara los partidos como él cree conveniente, lo que considera mejor para el equipo. Y, al final, el jugador tiene que hacer lo que el míster le dice", señaló el jugador navarro, descansando en la figura de Natxo González su argumentación.

En Alcorcón, donde el Zaragoza empezó con el rombo habitual en la línea media en los últimos partidos, el entrenador acabó modificando la disposición estableciendo una línea de cuatro medios a la misma altura para intentar superar a los locales. Esta fue la opinión de Eguaras al respecto: "Con la línea de cuatro en la media te sientes más arropadito... pero eso no quita para que el partido tendría que haber sido mucho mejor en cuanto al juego y las sensaciones".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión