Despliega el menú
Real Zaragoza

Pendientes de Valentín y Perone

El Real Zaragoza está a la espera de que el central canario acepte la oferta del Córdoba para firmar a Bruno Perone. El italobrasileño ultima con el Nástic los detalles de su salida.

Jesús Valentín, en un entrenamiento del Real Zaragoza.
Jesús Valentín, en un entrenamiento del Real Zaragoza.
Toni Galán

El Real Zaragoza espera cerrar en las próximas horas el fichaje inmediato del central italobrasileño Bruno Perone. El futbolista tenía apalabrada su incorporación al club aragonés de cara a la próxima temporada –acaba contrato el próximo 30 de junio– pero las circunstancias del mercado han derivado en que esa incorporación pueda anticiparse a enero. El Nástic, equipo propietario de sus derechos, no lo considera ya una pieza prioritaria una vez que el pasado verano, cuando el jugador ya estuvo a un pequeño paso del Zaragoza, se cerró en banda a facilitar su salida.

El Zaragoza está pendiente de que Bruno Perone resuelva su situación contractual antes del miércoles en la entidad tarraconense para acometer su fichaje. No obstante, este no es el único condicionante para cerrar su incorporación.

Antes de todo, el paso primordial, es el acuerdo entre Jesús Valentín y el Córdoba. El Real Zaragoza necesita liberarse de carga salarial antes de firmar un nuevo futbolista y las negociaciones entre el defensa canario y el club califal deben desembocar en un punto de encuentro.

En principio, Valentín saldría cedido, aunque el formato final de la operación aún debe concretarse. Entre hoy y mañana, según el deseo de todas las partes, debería encontrarse una solución definitiva. Una vez que el futbolista canario pacte su llegada al Córdoba, el Zaragoza hará hueco a Perone, cuya desvinculación del Nástic no apunta a presentar grandes complicaciones. Perone llegaría al Zaragoza, de acuerdo a las bases de la negociación abierta, en propiedad, con un contrato de dos temporadas.

El pasado sábado, el director deportivo del Nástic, Emilio Viqueira, acompañado de Xisco Muñoz, miembro del cuerpo técnico, estuvieron en La Romareda presenciando el Zaragoza- Córdoba.

Perone ya estuvo muy cerca de firmar en julio por el club aragonés. El central brasileño había apalabrado con el Nástic una indemnización que él mismo iba a asumir de su bolsillo y así se lo había garantizado al Zaragoza, pendiente de que solucionara su salida, pero, cuando estaba previsto que el futbolista abonara esa cantidad, surgieron discrepancias con los métodos y plazos de pago del acuerdo, por lo que la operación entró en una fase de bloqueo que importunó notablemente al Real Zaragoza y también a Bruno Perone , que había puesto todo de su parte para que la operación cristalizara y estaba deseando recalar en La Romareda. Este atasco de última hora propició que el Zaragoza se lanzara a por una alternativa, que fue Diogo Verdasca.

Perone, de 30 años, es un central contundente, agresivo, poderoso en la defensa del área y con dominio del juego aéreo gracias a su 1,91 metros. Su perfil es de defensor físico, intenso y expeditivo, con garra y oficio. De dilatada trayectoria en varios clubes brasileños, en la Premier League (Queens Park Rangers) e incluso en España, en el Xerez, donde le conoció Emilio Viqueira, director deportivo del Nástic, entonces centrocampista del club gaditano.

Fue él quien le llamó en diciembre de 2016 para estar a prueba unas semanas, antes de firmar en el mercado de enero y ser vital en la salvación del Nástic de Tarragona.

Etiquetas
Comentarios