Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

Ángel Martínez, duda para el domingo

El lateral zurdo del Real Zaragoza, que no jugó en Tenerife al lesionarse el día anterior en un entrenamiento, no sufre una rotura muscular en los isquiotibiales.

Ángel Martínez –en el centro– durante un entrenamiento junto a Jorge Pombo e Íñigo Eguaras.
Ángel Martínez, duda para el domingo
Guillermo Mestre

Alivio tras conocerse el diagnóstico de las pruebas radiológicas a las que fue sometido Ángel Martínez en la mañana de ayer en el Hospital Quirón. El lateral izquierdo no tiene ninguna rotura muscular en la zona isquiotibial de la pierna dañada en el entrenamiento que el equipo llevó a cabo en Tenerife el pasado jueves, al llegar a la isla para jugar 24 horas más tarde el primer partido de liga. Ángel Martínez fue baja en ese estreno de la competición y quedó en espera de conocer el alcance del pinchazo que notó durante el ensayo de hace cinco fechas en tierras canarias.

Finalmente, no hay lesión importante. Todo queda en un grado menor, compatible con una pequeña elongación, con una contractura en la parte posterior del muslo que, es evidente, está avisando de fatiga y sobrecarga de trabajo. Ángel Martínez pasará, por lo tanto, a manos de los fisioterapeutas y recuperadores de inmediato. Ya tuvo un aviso el 5 de agosto en Teruel, en la previa del amistoso disputado ante el Levante, donde por motivos similares se cayó del once inicial apenas diez minutos antes del arranque del duelo, en pleno calentamiento. El lateral zurdo catalán requiere de un tratamiento específico y concentrado en esos isquiotibiales.

Pese a que las noticias fueron las mejores en la mañana del lunes, no es seguro que Ángel Martínez pueda llegar en condiciones mínimas de ser alineado el domingo próximo, en la segunda jornada, frente al Granada en La Romareda (19.00).

Va a depender de su evolución y del riesgo de recaída que se observe cuando el fin de semana ya esté cerca. Si todo fuese por el mejor de los caminos, el carrilero barcelonés sí que podría estar útil ante los granadinos. En cambio, en el caso de que se aprecie cualquier peligro o posibilidad de riesgo, se optará por alargar su incorporación al once de Natxo González una semana más.

La baja del otro lateral izquierdo de la plantilla, el canterano Dani Lasure, quien sí sufrió hace semana y media una rotura muscular que lo tendrá fuera de juego alrededor de 15 días más, complica la composición de la línea defensiva para Natxo. El técnico vasco recompuso el equipo en el primer acto liguero en Tenerife con el trasvase del diestro Benito a la banda izquierda y la entrada del joven Delmás por la derecha. Si Ángel Martínez no se recuperase a tiempo para estar frente al Granada, este formato tiene todas las papeletas para seguir vigente un día más.

Tranquilidad y confianza

Precisamente hoy arranca en la Ciudad Deportiva el trabajo encaminado a competir contra los granadinos en las mejores condiciones posibles. La misión de Natxo González y de Lalo Arantegui, el director deportivo, en esta larga semana gira alrededor del traslado de tranquilidad y confianza al vestuario tras la derrota en Tenerife. Nada de autopresionarse, de introducir un acelerón mental en el grupo de jugadores cuando aún se viven los días de agosto, en pleno tiempo estival. Para eso, queda mucho tiempo por delante. El cuadro zaragocista debe saltar al césped del estadio el domingo ante los granadinos (que vienen de descender de Primera) con la seguridad de que, en esta categoría, cualquiera puede ganar a cualquiera (cliché manoseado, pero útil de vez en cuando, como ahora) por más que las circunstancias puntuales generen dificultades. El Granada, sin ir más lejos, fue incapaz de vencer al recién llegado de Segunda B Albacete en el campo de Los Cármenes: 0-0 fue el resultado final. En Segunda, nadie es más que nadie de antemano, bien lo sabe el Zaragoza desde 2013.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión