Despliega el menú
Real Zaragoza

Cristian Álvarez será hoy zaragocista

El portero argentino de 31 años, ex del Espanyol y del Rayo Vallecano, llega a la plantilla para pelear el puesto con Ratón.

El guardameta argentino Cristian Álvarez.
Cristian Álvarez será hoy zaragocista
heraldo

El Real Zaragoza tiene programado presentar a lo largo de la jornada de hoy a Cristian Álvarez como nuevo portero del equipo de cara a la temporada 2017-18. El guardameta argentino, de 31 años y con largo pasado en la Primera División española en las filas del Espanyol –cinco temporadas– y Rayo Vallecano –una campaña–, es finalmente el elegido por la dirección deportiva aragonesa para acompañar a Álvaro Ratón en el importante puesto bajo palos una vez escrutado el complicado y reducido escaparate de cancerberos que responden al perfil que necesita el club blanquillo dentro de unos condicionantes económicos muy estrictos por motivos obvios.

Una vez se consumó el pasado martes la salida de Alcolea, desvinculado de la entidad, quedó abierta la puerta para que Lalo Arantegui consumase en el menor tiempo posible la contratación del nuevo especialista. Cristian Álvarez, de 1,85 de estatura y de clara matriz argentina en su juego, viene a aportar veteranía y poso en un equipo extremadamente joven en su restauración por parte de los nuevos gerentes del área futbolística del club. Para que su presentación pueda tener lugar, según lo previsto, en la tarde de hoy, el sudamericano deberá pasar el preceptivo reconocimiento médico y firmar los documentos oficiales. La propuesta del Real Zaragoza es que el jugador fiche por una temporada con un clausulado por el que, mediante su rendimiento y meritaje durante el año, él esté en disposición de ganarse la continuidad por dos campañas más.

Cristian Álvarez llega después de una temporada, la pasada, en la que no jugó en ningún equipo a causa de problemas personales y familiares que absorbieron todo su día a día durante meses. Con anterioridad, en la campaña 2015-16, fue el portero del Cerro Porteño de Paraguay. En las conversaciones mantenidas por el Real Zaragoza en los últimos días para consumar este fichaje ha quedado claro que el arquero está en buenas condiciones físicas y que únicamente le falta tomar de nuevo el pulso a la portería a base de entrenamientos con el equipo y diversos partidillos en la Ciudad Deportiva.

Los planes iniciales de Lalo Arantegui respecto de este fichaje tan específico, el de un portero de garantías que porte en su currículum experiencia y galones dentro del vestuario, han ido modificándose sobre la marcha en el último mes. Falló la primera opción, que era Alberto García, otro treintañero que venía de ser titular en el Getafe el año pasado (ascenso incluido a Primera). No salió la llegada de Caro, portero más joven, de 23 años, del Sevilla Atlético. Y ahí se entró en un lapso de calma para encontrar la mejor solución a los requerimientos de Natxo González y la nueva plantilla. El mercado nacional se vio que está muy reducido. En el extranjero, fueron descartándose porteros que pudieran presentar problemas con el idioma, algo que el entrenador considera fundamental en esta posición en el campo. Y, en los últimos días, todo se centró, por ello, en el elenco de guardametas sudamericanos al alcance de la economía actual de la SAD.

Y ahí, pese a que Cristian Álvarez presenta ese hándicap de venir sin jugar en los últimos 12 meses, los ejecutivos del Real Zaragoza consideran que, en su caso, compensa su carácter como profesional y su seriedad y carisma como persona y la seguridad de que, una vez alcance de nuevo su nivel de rendimiento, es una pieza de primer rango para un equipo del caché del Real Zaragoza en la Segunda División española. Por eso, tras ponderar los pros y los contras, Lalo Arantegui y José Mari Barba han considerado que es mucho más lo positivo que aportará Álvarez al equipo que los déficit individual –temporal– que pueda tener en el arranque de la competición. Hay que tener en cuenta en este caso de la portería que, entre las tareas de hondo calado financiero que tiene que resolver Arantegui en cuanto a las salidas se encuentra el caso Irureta, un guardameta de alto salario que no seguirá en la SAD de ningún modo. El apartado presupuestario también entra en juego decisivamente cuando de tomar este tipo de decisiones se trata. Por lo tanto, si nada se tuerce a última hora, Cristian Álvarez debe ser este jueves el undécimo fichaje de verano del nuevo Real Zaragoza. El argentino tiene su domicilio en Cataluña, a escasas dos horas y cuarto de la capital de Aragón. Una ventaja que también tiene mucho que ver con su aceptación de las condiciones que le ofrece la entidad zaragocista.

Etiquetas
Comentarios