Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Rubio, el apoyo del filial en Miranda, un canterano del Elche de 22 años

Rubén López Huesca, que así se llama este joven de Alicante, es conocido como 'Rubio' por el color de melena, que ahora se recoge en un moño.

Rubio, hace dos años en el Elche-Ilicitano, con la melena suelta (izda.). En el centro, el año pasado en el Hospitalet, ya con el pelo recogido en un moño. A la dcha., en el partido de entrenamiento reciente del RZD Aragón frente al Real Zaragoza, hace 7 días.
Rubio, hace dos años en el Elche-Ilicitano, con la melena suelta (izda.). En el centro, el año pasado en el Hospitalet, ya con el pelo recogido en un moño. A la dcha., en el partido de entrenamiento reciente del RZD Aragón frente al Real Zaragoza, hace 7
HA

Rubio es la novedad en la expedición del Real Zaragoza que partirá después de comer este sábado hacia Miranda de Ebro (Burgos) para jugar ante el Mirandés (19.30) el siguiente amistoso estival. Se trata del delantero centro del RZD Aragón que ha sido llamado de urgencia por Natxo González al no superar Raí Nascimento las molestias físicas que arrastra desde el pasado lunes. Por ello, es probable que, al no haber más sustitutos naturales del único '9' apto físicamente del primer equipo, Borja Iglesias, este futbolista recién aterrizado en la estructura zaragocista tenga la oportunidad de aprovecharse de este rebote para debutar unos minutos con el primer equipo blanquillo.

Rubio no se apellida Rubio. Su nombre de pila es Rubén López Huesca, tiene 22 años y nació Alicante. Rubio es su apodo, referente en su caso al color de su habitual larga melena, en tiempos pasados suelta a la hora de jugar los partidos (ver la fotografía adjunta en su etapa en el Elche-Ilicitano, el filial franjiverde), y últimamente recogida en un moño a la altura del cogote, tanto el año pasado en su paso por el Hospitalet, como en sus primeros días como futbolista del Aragón.

Se trata de un delantero potente, de 1,84 de estatura, que también puede caer a la banda izquierda. Aún en edad juvenil, debutó en el Ilicitano hace tres campañas en Segunda B, simbólicamente. Hace dos años, ya sí contó en firme en el plantel del Elche B, con el que jugó 26 partidos y anotó 5 goles en la categoría de bronce, que perdería su equipo al descender en junio. Y, en el curso pasado, Rubio militó en el Hospitalet catalán, disputando 30 partidos y marcando 7 goles en otra escuadra que no pudo evitar el descenso a Tercera. Ahora, su siguiente estación en busca de la eclosión como delantero de nivel es Zaragoza y el filial aragonés, el Aragón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión