Despliega el menú
Real Zaragoza

Dedos cruzados por la espalda de Ángel

El goleador del Real Zaragoza no se entrenó este viernes por precaución a causa de un dolor lumbar. El ensayo sabatino es la prueba de su recuperación.

Ángel celebra su gol frente al Getafe en La Romareda.
Dedos cruzados por la espalda de Ángel
Toni Galán

En principio, todo gira en torno a la precaución. No se teme nada serio. Nadie dio el viernes al mediodía a Ángel como futbolista de dudoso concurso en el importante partido del domingo en Reus (20.30). Pero...

Siempre que un jugador no se entrena un viernes por algún problema físico, surge cierto recelo, un ligero grado de temor respecto de su evolución, por muy controlada médicamente que parezca. Así que, hasta que a las 10.30 no comience el entrenamiento del Real Zaragoza este sábado en la Ciudad Deportiva, ese gusaneo de estómago se notará en el cuerpo técnico blanquillo en las horas previas al viaje a Reus.

El viernes, en efecto, llamó la atención que Ángel (20 goles, alma máter del ataque zaragocista) no estuviera en el grupo de trabajo. César Láinez detalló en la rueda de prensa posterior al ensayo matinal las explicaciones iniciales del club, en las que se indicaban "problemas físicos leves que recomendaban precaución". El entrenador fue más concreto: "Estos días está cambiando el tiempo. Hoy (por el viernes) hace otra vez frío. No sé si ha cogido alguna molestia en la espalda. Como la sesión tampoco iba a ser muy larga y no había ningún contenido táctico, el doctor, por prevención, ha decidido que no saliera. Más que nada ha sido por precaución", puntualizó en preparador zaragozano.

Observar salir a Ángel Rodríguez del vestuario con el resto de sus compañeros en la mañana de este sábado será una profunda satisfacción para todo el mundo.

Etiquetas
Comentarios