Despliega el menú
Real Zaragoza

"Si uno no sueña, se hace imposible todo. Y en el fútbol no hay imposibles"

Saja, al 'estilo Luis Enrique' en el Barcelona, recomienda interiorizar el éxito final para que sea posible su logro en los 3 meses que quedan de liga.

Sebastián Saja, en la sala de prensa.
Sebastián Saja, en la sala de prensa.
Daniel Marzo

Sebastián Saja, el portero titular desde hace tres jornadas en el Real Zaragoza, con su personal verbo lleno de sentido y cordura, llevó su conferencia de prensa de este jueves por los derroteros de la mesura, de la solicitud de calma, de la refracción a cualquier presión que pueda surgir alrededor del equipo. Todos sus argumentos, durante casi un cuarto de hora, discurrieron por esa línea... menos uno.

En un momento determinado, el argentino introdujo de soslayo un matiz positivista, una recomendación al zaragocismo para que haga fuerzas en pos de ese éxito que ahora mismo se ve casi imposible de cumplir: optar al ascenso a Primera División. "Una utopía", como llegó a calificar a su llegada hace una semana el nuevo director deportivo blanquillo, Lalo Arantegui.

Saja, utilizando las tesis que Luis Enrique, entrenador del Barcelona, expuso en las últimas fechas previas a la remontada del rotundo 4-0 adverso que se trajeron los catalanes de París ante el PSG en la Champions League, aludió a la autosugestión a través del pensamiento. "En el fútbol, si uno no sueña, se hace imposible todo. Y en el fútbol no hay imposibles. Pero sí los hay cuando no se sueñan", espetó Saja con trasfondo filosófico antes de redondear el aserto: "Yo, obviamente, sueño con poder alcanzar aún (la pelea por el ascenso a Primera División)", dijo.

El cancerbero sudamericano aderezó su brindis al optimismo. "Yo llegué al club con la ilusión siempre de aspirar a cosas grandes. No es sencillo, porque hay una gran cantidad de equipos y de puntos por delante. Pero sueño con alcanzar la zona de promoción. Lo digo sin desgastarme demasiado en eso, basándome en el día a día", concluyó.

Etiquetas
Comentarios