Despliega el menú
Real Zaragoza

Morán negocia su salida del Real Zaragoza rumbo al Leganés

El centrocampista vasco, cuya marcha es bien vista en el club aragonés tanto deportiva como económicamente, seducido por esta opción de Primera.

Erik Morán, en un momento del último entrenamiento del Real Zaragoza, el pasado lunes en la Ciudad Deportiva tras el empate a uno ante el Lugo, en el que fue titular.
Erik Morán, en un momento del último entrenamiento del Real Zaragoza, el pasado lunes en la Ciudad Deportiva tras el empate a uno ante el Lugo, en el que fue titular.
Oliver Duch

El Leganés, club de Primera División, puede ser en las próximas horas el nuevo destino de Erik Morán, el centrocampista del Real Zaragoza que desde hace varias semanas sabe que tiene las puertas abiertas para abandonar la SAD aragonesa. El equipo madrileño, donde Morán ya militó media temporada como cedido del Athletic de Bilbao antes de recalar en la entidad zaragocista hace año y medio, ha emprendido una maniobra de última hora por la que intenta cerrar un acuerdo con el Real Zaragoza que concluya con el pivote vasco en el club de Butarque.

La predisposición de los dirigentes zaragocistas es favorable para que el trato acabe satisfactoriamente, dado que Morán no cuenta con un papel prevalente en los planes de presente y futuro del equipo y, además, liberaría una de las fichas más importantes del actual reparto de futbolistas que componen el vestuario. Falta cuadrar los números y que el Leganés se acoja a los mínimos que exige el Zaragoza para culminar este traspaso, sin desdeñar alguna otra fórmula que pudiera, igualmente, llevar a Morán al sur de Madrid.

En cualquier caso, se trata de unas conversaciones a toda velocidad, propias del último día y del último momento del mercado. Un clásico de cada ventana de fichajes en la sede el Real Zaragoza desde hace muchos años. Una operación que, para salir bien, necesita de celeridad, pocos puntos de fricción y un acuerdo rápido. De lo contrario, el reloj será el que impida una conclusión favorable. El límite está en la medianoche próxima.

Etiquetas
Comentarios