Despliega el menú
Real Zaragoza

Todo en orden, sin ninguna incidencia

La plantilla del Real Zaragoza al completo regresó este miércoles a los entrenamientos tras 9 días de fiesta.

La plantilla del Real Zaragoza, a las 10.00 de este miércoles en su primer entrenamiento tras las vacaciones de Navidad.
La plantilla del Real Zaragoza, a las 10.00 de este miércoles en su primer entrenamiento tras las vacaciones de Navidad.
José Vidal

Buenos chicos. Ninguna ausencia. Ningún retraso. Todo en orden en el regreso al trabajo de la plantilla del Real Zaragoza. Nadie perdió el avión. Nadie tuvo problemas de enlace. Afortunadamente, los abuelos mueren cada vez menos por fin de año en lugares lejanos. El equipo zaragocista se puso en marcha en la fría mañana de este miércoles 28 de diciembre sin el más mínimo problema logístico. El retorno, tras 9 días de vacaciones por Navidad, ha estado cargado de normalidad, de buen ambiente, sin ninguna incidencia llamativa.

Todos los miembros del vestuario comenzaron a trotar sobre el césped de la Ciudad Deportiva a las 10.00. Con el apoyo de los filiales Xiscu, Zalaya, Raúl Guti, Buenacasa y Raí Nascimento. En el grupo, como estaba previsto por el área médica del club desde hace semanas, estaban Xumetra, Edu García y Fran, los tres que tenían marcado en su calendario particular el inicio de 2017 como punto exacto para su rehabilitación después de diferentes lesiones y dolencias. Solo el polaco Wilk, que tiene para toda la temporada por su grave rotura de rodilla, gravita al margen del grupo.

A tres días de la apertura del mercado de fichajes, que dará vía libre a los cambios que desea hacer el área deportiva del Real Zaragoza en el plantel, los susceptibles de marcharse también trabajan a las órdenes de Agné sin ningún síntoma atípico. Popa, Morán, Juan Muñoz... tal vez alguno más, aguardan acontecimientos entrenándose como si nada pasase en las vísperas de un mes frenético que hace varios días tiene sus entremeses en la mesa de negociaciones. 

Agné comienza la vuelta al tajo con una doble sesión, ya que por la tarde repetirá bajo los focos de la Ciudad Deportiva. El técnico de Mequinenza cuenta con 11 días para preparar el importante primer partido de 2017, en La Romareda ante el Girona (2º en la tabla). Será una mini pretemporada que él no pudo disfrutar cuando sustituyó a Luis Milla al galope en octubre, en medio de la primera crisis de resultados del curso que, por fortuna, cortó en lo que amenazaba ser su repetición hace unos días al conseguir ganar dos partidos seguidos en la antesala vacacional, 2-1 al Oviedo y 1-2 al Rayo Vallecano.

El lapso de la Navidad ya es historia. Vuelve a rodar el balón en la Ciudad Deportiva. De nuevo, la competición empieza a tomar cuerpo, aunque este año el parón de la liga se alargue, extraordinariamente, durante tres semanas completas.

Etiquetas
Comentarios