Despliega el menú
Real Zaragoza

El club querría presentar al menos un fichaje ante el Girona el día 8 de enero

El Real Zaragoza trabaja para cerrar en cuanto sea posible uno de los tres puestos básicos que se pretenden reforzar: un central, un organizador y un punta-extremo.

Narciso Juliá, de espaldas, apoyado en la rampa de vestuarios de La Romareda, habla por teléfono antes de uno de los últimos partidos del Real Zaragoza.
El club querría presentar al menos un fichaje ante el Girona el día 8 de enero
José Vidal

La especial estructura de las vacaciones navideñas de esta temporada 2016-17 en lo referente a la disputa de la competición de liga, que abarcan un tramo de calendario de tres semanas completas, puede favorecer la intención del Real Zaragoza de consumar cuanto antes uno de los fichajes pretendidos en el mercado invernal que se abrirá el 1 de enero. El plan establecido, si fuese posible cumplirlo, indica que el próximo partido, el de la jornada 20ª que trae al Girona a La Romareda el 8 de enero, debería tener el aliciente del debut de un nuevo futbolista en las filas blanquillas. 

En el libro de ruta del área deportiva figuran, además de un mínimo de tres bajas del actual plantel, la incorporación de tres jugadores nuevos: un defensa central, un centrocampista con matices de organizador y un punta que tenga condiciones de extremo. Después, que estas cifras varíen depende directamente de otras variables que, por el momento, no pasan de la categoría de incógnitas a despejar y que hacen referencia a la entrada de nuevos patrocinadores o ingresos accesorios (como advirtió el presidente Lapetra tras la Junta General de Accionistas el pasado martes) o al hecho de que puedan surgir más movimientos de salida en el vestuario provocados por el propio mercado. 

Y, dada la precariedad de efectivos útiles -o en condiciones de dar un rendimiento óptimo- que el Real Zaragoza presenta desde hace semanas, la intención del club es no esperar demasiado tiempo para obrar las llegadas de los nuevos fichajes, siempre que las circunstancias de las negociaciones así lo permitan. El puesto de central se antoja el más perentorio, mucho más tras producirse la expulsión de Marcelo Silva en Vallecas, en la última jugada del partido.

Etiquetas
Comentarios