Despliega el menú
Real Zaragoza

Bagnack, su titularidad fuera de sitio y la defensa de Agné

El central camerunés no casa entre la afición por sus malas actuaciones, sigue jugando y el entrenador no comparte las críticas.

Bagnack pugna por la pelota con los ovetenses Jonathan Pereira y Toché, el pasado domingo en La Romareda.
Bagnack, su titularidad fuera de sitio y la defensa de Agné
José Miguel Marco

Macky Bagnack es, desde su misma llegada al Real Zaragoza y aquel súbito debut copero ante el Valladolid -de infausto recuerdo para el jugador y todo el zaragocismo-, foco de discusión y críticas negativas dentro de la afición y todo el entorno del club. El joven central camerunés, sorprendente titular el domingo ante el Oviedo y, además, jugando fuera de sitio, como lateral derecho y no en el eje de la zaga, fue de nuevo silbado durante el partido e, incluso, motivo de chanza en un par de acciones ofensivas donde dejó patente sus carencias. Todos estos detalles son asuntos objetivos, hechos acaecidos en La Romareda el domingo por la noche y vistos in situ por todos los presentes.

Después del choque, el entrenador, Raúl Agné, ante la evidencia de las cosas, quiso salir en defensa de su jugador, al que ha decidido alinear en tres de los últimos cuatro partidos del Real Zaragoza, en los tres como titular y en los tres disputando los 90 minutos completos. Algo que, hasta el duelo del Getafe, hace 25 días, parecía un imposible por el descarrilamiento que arrastraba Bagnack desde la era de Luis Milla al frente del banquillo. Agné hizo de páter familias durante la rueda de prensa posterior al triunfo ante el Oviedo y sacó la cara al africano: "Personalmente creo que, en las condiciones que ha jugado, es muy dificil jugar al fútbol. Yo, jamás le diré nada a mi gente (refiréndose a la afición). Jamás. Ya me guardaré. Pero es muy difícil jugar al fútbol cuando, antes de llegarte la pelota, te chiflan de esa manera. Y el muchacho, en ese sentido, hemos de entender que es nuestro", subrayó el de Mequinenza en su alegato.

"Creo que el crío ha estado a un buen nivel, pero poquito a poco ha ido cachando (sinónimo de escachar, de hacer pedados una cosa) porque nosotros mismos hemos hecho que cachara. Y esa es la nota más triste que me llevo yo hoy de aquí. Porque... a los nuestros, no... Que nos chiflen porque juguemos mal, pero, antes de que me llegue la pelota... me parece un poco de mofa, ¿no?", prosiguió Agné en su reproche para mostrar su desacuerdo con la postura del graderío respecto de Bagnack.

Antes, el entrenador del Real Zaragoza había argumentado el porqué de su sorprendente postura de alinear a Bagnack, no como central, sino como lateral derecho, pese a tener a Isaac a su disposición. "La decisión de que jugase Bagnack es porque el Oviedo es un equipo muy físico. Con mucho músculo y, sobre todo, con un balón parado muy bueno. Nosotros, hay momentos en que parecemos un equipo de pigmeos. Y necesitábamos algo más de músculo", expuso el preparador aragonés.

En definitiva, que la figura de Bagnack sigue siendo eje de polémica cada vez que asoma en el equipo, circunstancia que ha ocurrido en 6 partidos. En su estreno, en Copa ante el Valladolid, el camerunés regaló el 0-1 con una salida infame del balón siendo el último hombre y se marcó en propia puerta el 0-2 de forma insólita. Tres días más tarde, fue un coladero en la goleada recibida en Valencia ante el Levante (4-2). En el último día de Milla, ya asomó en el lateral derecho en Zorrilla, en aquel espeso 0-0 frente al Valladolid, durante los últimos 8 minutos en sustitución de Fran. Y, finalmente, Agné ha apostado por él en ausencia de Marcelo Silva -por lesión- frente al Getafe (derrota 1-0), el Cádiz (hecatombe, 3-0 adverso) y este último domingo ante el Oviedo (victoria por 2-1, con el camerunés ladeado al lateral diestro).

El ex del Barcelona B, llegado in extremis el 31 de agosto, al límite del cierre del mercado, procedente del Nantes B (tercera división francesa), en ningún momento ha dado señales de mejoría. Pero, pese a ello, desde el área deportiva y desde el timón de Agné, sigue contando con un margen de confianza suficiente como para ser titular en el actual equipo zaragocista, como se ha visto en el último mes. Un caso singular, sin duda, en el día a día de esta temporada 2016-17.

Etiquetas
Comentarios