Despliega el menú
Real Zaragoza

José Enrique: "Merecimos, como mínimo, un empate"

El lateral defiende a su compañero Bagnack y considera que el penalti fue producto de "mala suerte".

El Real Zaragoza ha regresado esta mañana al trabajo en la Ciudad Deportiva. Después de cosechar ayer la primera derrota con Raúl Agné en el banquillo, el técnico de Mequinenza ha programado una sesión de vídeo de 40 minutos antes de saltar al césped, para tratar de corregir los errores cometidos en el Coliseum Alfonso Pérez.

Uno de esos fallos, el más trascendental del partido, lo cometió Bagnack a solo cuatro minutos del final. Una acción que su compañero José Enrique ha tildado “de mala suerte”, antes de arropar al central camerunés. “Puede que sí sea penalti, pero toda la plantilla estamos con él. Es un chico joven, que llevaba varios partidos sin jugar, y todos hemos estado en su situación cuando empezábamos. Creo que hizo un buen partido; se intentó anticipar a Jorge Molina, que es más veterano, y simplemente al final tuvo mala suerte”, ha asegurado José Enrique.

 

Además, el lateral ha indicado que “no toda la culpa es suya, nosotros también tuvimos nuestras oportunidades para hacer gol y no las aprovechamos. La liga es muy larga y todavía queda mucho por delante”. El futbolista valenciano cree que el conjunto aragonés “mereció, como mínimo, un punto que hubiera sido muy bueno. Fuimos muy competitivos y con la pelota estuvimos bastante bien. Ellos, excepto un saque de esquina y el gol hicieron poca cosa”, ha afirmado.

Con el de ayer, el Real Zaragoza ha recibido un total de seis penas máximas en contra en lo que va de temporada, sin haber dispuesto todavía de ninguna a su favor. “Al final no es bueno hablar mucho de los arbitrajes. Sí que creo que hubo un penalti clarísimo a Ángel, incluso otro en la segunda parte”, ha relatado José Enrique.

En cuanto a su nivel personal, el jugador considera que todavía no ha alcanzado su mejor versión, aunque asegura estar “feliz” de poder volver a disfrutar con la práctica del fútbol. “Me falta la chispa de velocidad que yo suelo tener, pero ahora estoy muy feliz de poder jugar. Los últimos tres años no pude apenas disputar partidos y pienso que todavía me falta un poco”, ha concluido.

Etiquetas
Comentarios