Despliega el menú
Real Zaragoza

Los destarifados de Milla

Popa, Bagnack y Edu García, tres futbolistas a quienes el método del técnico ha situado fuera de su grupo de confianza.

Bagnack (i), Popa (c) y Edu García (d), los tres jugadores que parecen estar fuera de los plantes principales de Luis Milla.
Los destarifados de Milla
HA

Visto el devenir de los acontecimientos en el Real Zaragoza en los dos primeros meses de competición, los centrales Popa y Bagnack y el extremo Edu García no cuentan con la suficiente confianza de Luis Milla como para competir por un puesto de titular con los otros componentes de la plantilla. Popa y Edu García no han sido titulares ni una sola vez en liga (el partido de Copa ante el Valladolid fue una rareza en la que no jugó ni uno solo de los habituales y por ello, no es de análisis ordinario). Por su parte, Bagnack, sí que fue utilizado una vez en el once inicial -en Valencia ante el Levante-, pero la actuación del camerunés, junto con la estruendosa y deficiente del referido choque copero, lo sacó del carril de inmediato en los planes del entrenador turolense. 

Lo sucedido en Sevilla este sábado ante el filial sevillista fue la apostilla definitiva a la situación de estos tres jugadores en la plantilla. Por un lado, ante la baja por sanción de Marcelo Silva -central diestro titular-, Luis Milla prefirió hacer debutar al veterano José Enrique fuera de sitio en vez de utilizar a cualquiera de los dos centrales de lateralidad derecha que viajaron en la expedición: el rumano Popa y el africano Bagnack. El ex del Liverpool, José Enrique, es lateral y zurdo como posición nata. En el Pizjuán fue alineado como central por la derecha. El feo para Popa y Bagnack, que ya tenía precedentes en jornadas previas en diferente formato, resultó contundente.

En el caso de Edu García, lo ocurrido en Sevilla fue un giro más de tuerca en el mismo sentido a lo sucedido con él en las semanas anteriores. No entró ni en los cambios pese a la necesidad de reforzar la parte atacante del equipo en los últimos 25 minutos cuando el marcador se torció letalmente. Milla prefiere al lateral Fran como revulsivo en la banda antes que al extremo puro Edu García.

Popa ha disputado 7 minutos. Bagnack, 62. Edu García, 36. Luis Milla, según su tabla de valores, algo normal y habitual en la conducta de la inmensa mayoría de los entrenadores, ha ido definiendo su bloque de cabecera en la caseta. El grupo se diferencia cada vez de manera más evidente: por un lado, los fijos, los que forman la base del preparador de Teruel; y por otro, ese paquete de futbolistas que, progresivamente, están viendo con hechos que su papel es, como poco, secundario en las anotaciones del jefe del vestuario. 

En ese mismo compartimento estanco pueden tener su silla otros jugadores según pasen las semanas. Es el caso del portero suplente, Ratón (0 minutos). También del centrocampista del filial Pombo (24 minutos). Habrá que ver lo que ocurre cuando el lesionado Dongou esté apto...

La sensación, tras haberse consumido casi el primer quinto de la liga, es que el método de Milla en el Real Zaragoza reduce el volumen de piezas útiles de la plantilla todavía más de lo que la LFP ya obliga por su control del techo salarial. Los entrenadores, en casos como el que concurre en el cuadro zaragocista en el arranque de esta temporada, acuden a fundamentos relativos a la calidad de los futbolistas señalados, al contraste diferencial enorme entre titulares y aspirantes a sustituirlos. Una visión legítima y razonable del presente que, por el contrario, engendra inevitablemente rozamientos a corto plazo, tanto dentro del propio día a día del grupo como, en última instancia, en el prisma de visión del área deportiva, responsable máxima de la construcción de la plantilla, con sus virtudes y defectos.

Quizá convenga aclarar el verdadero rol de este tipo de jugadores para que todo el mundo sepa a qué atenerse. De no ser así, la puerta a la especulación y los gérmenes nocivos queda abierta en lo sucesivo. Nada bueno ni para los sujetos protagonistas, en particular, ni para el equipo y el cuadro de mandos, en general.

Etiquetas
Comentarios