Real Zaragoza

Jaime se rompe la rodilla

El extremo, además, tiene un esguince en el ligamento colateral interno y rotura del menisco externo.

Jaime, tendido en el suelo tras su lesión
Jaime, tendido en el suelo tras su lesión
Toni Galán

Se han confirmado los peores pronósticos para el Real Zaragoza. Jaime Romero, que se retiró en el minuto 62 del partido contra el Alavés por una lesión en una acción fortuita, sufre una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, según ha informado el club aragonés.

El jugador ha sido sometido este lunes a una resonancia magnética nuclear, que también ha revelado un esguince en el ligamento colateral interno y una rotura del menisco externo. El tiempo de recuperación habitual para este tipo de lesiones suele ser de al menos seis meses, pero dado que tiene otras partes afectadas podría ser incluso mayor.

Aunque en la rueda de prensa posterior al partido del pasado sábado Popovic dijo que tanto Jaime como Rubén tenían "molestias" en sus rodillas, la preocupación fue en aumento hasta que este lunes se ha confirmado un diagnóstico que ya se temía en el club por las sensaciones del extremo. 

Con esta baja, el Real Zaragoza pierde a uno de sus jugadores más desequilibrantes y a uno de los hombres de confianza de Ranko Popovic, ya que tanto el técnico como el jugador insistieron mucho para que pudiera volver cedido esta temporada. También el club, que hizo un esfuerzo económico importante para pagar una mayor parte de su ficha que el año anterior, condición que el Udinese exigía para prestarlo de nuevo.

El año pasado, pese a las lesiones y su irregularidad, el extremo fue uno de los jugadores importantes del equipo, y acabó la temporada con 7 goles en 26 partidos. Esta campaña comenzó como suplente, ya que se incorporó tarde a la pretemporada, pero en los últimos cinco encuentros ya fue titular. El primer partido que se perderá, este próximo domingo, será precisamente contra el Albacete, el equipo de su tierra y en el que comenzó su carrera como profesional.

Rubén, al menos un mes de baja

Rubén González, por su parte, sufre un esguince de grado II del ligamento colateral interno de la rodilla izquierda, lo que se traduce en un tiempo de baja de entre cuatro y seis semanas. Así lo ha revelado la resonancia magnética nuclear a la que ha sido sometido en el Hospital Quironsalud Zaragoza después de que el pasado sábado, en el encuentro contra el Alavés, se lesionara en una acción fortuita, igual que Jaime.

Etiquetas
Comentarios