Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Real Zaragoza

El lastre de La Romareda

El equipo aragonés ha perdido 23 puntos en casa, casi los mismos que los que ha sumado en lo que va de Liga (24).

Bienvenu, dentro de la portería de la Real Sociedad
R. Zaragoza 1-2 R. Sociedad_2
TONI GALáN / A PHOTO AGENCY

La séptima derrota cosechada por el Real Zaragoza en La Romareda, esta vez ante la Real Sociedad, pone de relieve la dimensión del foso que el conjunto aragonés se cava en su propia casa. Un empate y tres triunfos, frente a la cadena de partidos perdidos, suponen un lastre severísimo para la formación de Manolo Jiménez.

Hoy no se puede perder de vista que el conjunto aragonés es el equipo de Primera que menos puntos ha sumado en su terreno de juego (10), por debajo incluso del colista (11) y el segundo por detrás, el Mallorca (12). Semejantes cifras se compensan con la línea demostrada a domicilio, donde los de Manolo Jiménez han cosechado los mismos puntos que escuadras como el Atlético de Madrid (segundo en la clasificación) o el Valencia (quinto en la tabla).

Pero a nadie se le escapa que un equipo como el Real Zaragoza no puede fiar sus objetivos a los triunfos a domicilio. La salvación se asienta siempre sobre la fortaleza del hogar, que es el déficit que arrastra la formación blanquilla.

Es verdad que, salvo en contadas excepciones, como este domingo ante la Real Sociedad, el Real Zaragoza no ha demostrado ser inferior a su rival. Sin embargo, ya no puede cobijarse en la mala fortuna para justificar semejante ristra de derrotas. Es tiempo de replantear los partidos y mentalizarse –casi obsesionarse- por la necesidad de ganar en casa. Que es la vía que conduce al equipo a la salvación.

Para dar dimensión a los problemas que acarrea La Romareda, es interesante valorar las cifras: el Real Zaragoza acumula 24 puntos; y en lo que va de campaña, se ha dejado 23 en el estadio municipal. Ha perdido casi tantos como los que lleva sumados en la competición.

Un problema añadido es la lista de escuadras que aún deben pasar por el estadio zaragozano: Valencia, Granada, Real Madrid, Barcelona, Mallorca, Rayo, Athletic y Atlético de Madrid.

Enmendarse es una obligación del Real Zaragoza. Y da igual la entidad del rival. Fortalecer La Romareda es una exigencia para el equipo y, de paso, una obligación adquirida hacia la parroquia zaragocista. Que no ha visto ganar en Liga en su casa al equipo desde el 10 de noviembre del año pasado (5-3 al Deportivo). Es hora de reaccionar.

Etiquetas