Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Real Zaragoza

Revolución sin guinda

El Real Zaragoza cerró la plantilla con las cesiones de Adriá Carmona y Rubén Rochina. En cambio, no pudo cumplir los deseos de Manolo Jiménez de incorporar un mediocentro al fracasar las diversas gestiones abiertas.

Rubén Rochina
Truncada la cesión de Cirigliano, el Zaragoza ficha a Rochina
REAL ZARAGOZA

En un frenético día final de mercado invernal, el Real Zaragoza completó su plantilla con los fichajes de Adriá Carmona (Milan) y Rubén Rochina (Blackburn Rovers). Finalmente, ellos se unen a José Fernández, Bienvenu y Rodri, cinco incorporaciones, casi todas de perfil ofensivo, pero el club aragonés se dejó en el minutero la más importante para su entrenador Manolo Jiménez: un mediocentro. 

El club aragonés intentó convencer durante todo el día a Cirigliano (River Plate) después de tener un acuerdo con su club en una ofensiva final que no cristalizó. Tampoco se concretó su alternativa, Kaboré (Olympique de Marsella), cuya incorporación estaba acordada, pero la documentación de la operación entró fuera de tiempo, pasada la medianoche, a las 00.04, según confirmó el jueves por la noche uno de los intermediarios de la operación, Federico Pastorello. Sin embargo, en el Zaragoza se responsabiliza a la parte del futbolista de no poder cerrar todos los trámites. Por el camino se han quedado en las últimas horas opciones como las de Alou Diarra (fichado por el Rennes) e Ivan Marcone (Arsenal de Sarandí). Al Zaragoza solo le queda ahora la vía de España para traer un mediocentro, algo sumamente complicado, si tramita las bajas de Álamo o Zuculini.

Carmona y Rochina

Jiménez, mientras, deberá contentarse con los dos fichajes finiquitados ayer. El primero en cerrarse fue Adriá Carmona. Nacido en Igualada (Barcelona) hace 21 años, llega cedido del Milan, en cuyo primer equipo aún no había debutado tras formar parte de sus categorías inferiores. Jugará cedido hasta junio, aunque el Zaragoza se ha reservado una opción de compra de un millón de euros. En teoría, viene a ocupar el rol dejado por el lesionado Álamo. Es un extremo zurdo, habilidoso, de talento en la circulación, pero con capacidad para jugar también por dentro. Se formó en La Masía antes de marchar a Italia con 18 años. Es internacional en las categorías inferiores, donde coincidió con Kevin Lacruz y la generación de Isco, Muniain, Sarabia, Aurtenetxe, Sergi Roberto...

Ya en la recta final del mercado, el Zaragoza confirmó el fichaje de Rubén Rochina, un delantero rápido, combinativo, formado también en la Masía del Barcelona e internacional con España en categorías inferiores, pero que llevaba dos años en Inglaterra, la temporada pasada en la Premier y esta, tras el descenso, en la Championship. Ha jugado 19 partidos, con cinco goles y cuatro asistencias. Su posición ideal es la segunda punta, aunque tiene facultades rematadoras. El Zaragoza alcanzó un acuerdo con su agente, Manel Ferrer, después de negociar toda la tarde y cuando se tuvo el visto bueno del Blackburn Rovers se cerró la operación en forma de cesión con opción de compra.

(Información completa en la edición impresa de HERALDO)

Etiquetas