Despliega el menú
Fútbol
Suscríbete

Dinamarca es pura dinamita

Los escandinavos sepultan a Gales con otra goleada y regresan a cuartos de final de la Eurocopa 17 años después.

Partido entre Gales y Dinamarca
Partido entre Gales y Dinamarca
Efe

Diecisiete años después, Dinamarca volverá a disputar los cuartos de final de la Eurocopa. Un doblete de Dolberg, esa eterna estrella emergente a la que le está costando cuajar en la élite pese a que se hablan maravillas de su técnica desde que ingresase en la cantera del Ajax pero que por fin fue decisiva en una cita de altura, catapultó al combinado escandinavo, que sometió a Gales a base de un fútbol valiente, dinámico y rebosante de dinamita para seguir soñando con reeditar la gesta del equipo que reinó en el continente en 1992.

Como entonces, cuando sus figuras renunciaron a las vacaciones después de que la Guerra de los Balcanes imposibilitase la participación de Yugoslavia para terminar encumbrándose de la mano de los Schmeichel, Larsen, Poulsen y compañía sin echar de menos a Michael Laudrup, sin duda el mejor jugador de su historia, pocos apostaban por sus opciones tras el desmayo de Christian Eriksen, que les puso en jaque ante Finlandia. Pero la desgracia sufrida por su gran referente le ha servido como acicate a un bloque que ha sabido unirse frente a la adversidad y no renuncia a nada.

Avasallaron a Rusia para franquear 'in extremis' la primera barrera y volvieron a pasar por encima de Gales, que fue de más a menos y terminó hundiéndose en el que la pudo ser la última aparición como internacional de Bale. Semifinalistas hace cinco años en Francia, esta vez los 'dragones' no echaron fuego pese a que protagonizaron las primeras aproximaciones de peligro: un par de latigazos del extremo del Real Madrid que avisaron de la amenaza que representan sus diagonales cuando su ambición se lo permite.

Le costó tomarle el pulso al partido a los pupilos de Kasper Hjulmand, sorprendidos sin duda por la nervuda entrada de sus oponentes, pero en cuanto se adueñaron del cuero, emergió el gran talento que atesoran sus futbolistas. Salió entonces a relucir la estupenda sociedad que han establecido Maehle y Damsgaard, clave ya frente a Rusia en ese triunfo que permitió a los escandinavos entrar en la ronda de eliminatorias. Conectó el lateral del Atalanta con el centrocampista de la Sampdoria, que controló, giró y sirvió a Dohlberg para que el atacante la enviase a la jaula con la diestra. La baja de Poulsen le había abierto las puertas del once al ariete de Silkeborg, que tras disputar solo 30 minutos en la primera fase aprovechó la oportunidad para erigirse en el protagonista del choque.

Ese gol noqueó a Gales, que perdió a Connor Roberts por lesión y alcanzó el descanso pidiendo tregua porque Dinamarca olió sangre y multiplicó sus acometidas. La pujanza de Maehle y la calidad de Daamsgard hacía estragos por la izquierda, principal vía de agua de los británicos, que no encontraban antídoto para frenar a un adversario desatado.

Obligados a atacar cuando están armados para contragolpear, los 'dragones' regresaron de vestuarios con Bale y James intercambiando las bandas. Pero sin tiempo para calibrar los efectos de esa modificación táctica, Dinamarca puso tierra de por medio. Irrumpió pletórico de potencia Braithwaite por la derecha para servir un centro tenso que Williams despejó a los pies de Dolberg, que embocó con la diestra.

Quemó sus últimas naves Gales tratando de recortar ventaja, pero fue Dinamarca la que dijo las últimas palabras. Primero con un golazo de Maehle que sirvió para refrendar la extraordinaria actuación el carrilero, un auténtico martillo pilón por su banda. Y después con un zurdazo de Braithwaite en una acción invalidada por fuera de fuego pero a la que el VAR acabó otorgando legalidad para poner la guinda. Los escandinavos son pura dinamita y ya aguardan al ganador del cruce entre Holanda y la República Checa para volver a examinar su arsenal el 3 de julio en Bakú.

Ficha técnica

Gales-Dinamarca (0-4)

Gales: Ward, C. Roberts (Williams, min. 40), Mepham, Rodon, Davies, Allen, Morrell (Wilson, min 60), Ramsey, James (Brooks, min. 78), Bale y Moore (T. Roberts, min. 78).

Dinamarca: Schmeichel, Christensen, Kjaer (Andersen, min. 77), Vestergaard, Stryger (Boilesen, min. 77), Delaney (Jensen, min. 60), Hojbjerg, Maehle, Daamsgard (Norgaard, min. 60), Dolberg (Cornelius, min. 69) y Braithwaite.

Goles: 0-1: min. 27, Dolberg. 0-2: min. 48, Dolberg. 0-3: min. Maehle. 0-4: min. 96, Braithwaite.

Árbitro: Daniel Siebert (Alemania). Mostró amarilla a Rodon, Moore, Brooks y Bale por parte de Gales. Expulsó con roja directa a Wilson, también de Gales.

Incidencias: Partido de octavos de final de la Eurocopa, disputado en el Johan Cruyff ArenA de Ámsterdam ante 16.000 espectadores.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión