Despliega el menú
Fútbol

fútbol

Javi Moreno: "Estuve en el Milán con Berlusconi y ahora entreno al Ejea"

El exdelantero del Real Zaragoza regresa a Aragón para dirigir al Ejea.

Fútbol
Siempre en el centro del área, Javi Moreno.
Guillermo Mestre

¿Cómo le explicamos al personal que el nuevo entrenador del Ejea jugó en el Milán y estuvo codo a codo con Berlusconi?

Es la vida. Estuve en el Milán con Berlusconi y ahora entreno al Ejea. Hay que acostumbrarse a todo... También he entrenado en Tercera en Utiel, en Novelda y hasta hace cuatro días en Pozoblanco.

Y ahora, en Segunda B, en Ejea.

Ejea es una oportunidad única. Tengo unas ganas tremendas.

¿Cómo ha venido hasta aquí?

Me llamó Luis (Oliver Sierra). Luis me conoce bien. Siempre me ha tenido muy en cuenta.

Y el hombre que entrenaba en el estadio de San Siro, ahora entrena en Villanueva de Gállego...

Así es. Entrenamos en Villanueva, en un campo bonito. Tiene todo lo que necesita un equipo. Está abajo. Así, el día que haga cierzo, allí no lo vamos a notar.

Le entiendo.

Sé dónde estoy. No vengo a quejarme, sino a ofrecer soluciones.

Acaban de cesar al anterior entrenador, Jaime Molina. ¿Cómo ha visto a los jugadores?

Cuando llegué, los vi cabizbajos. El viernes, me gustó más la cosa. El fin de semana estuve en Córdoba viendo a la familia. Me traigo a la familia a Zaragoza. Tengo una hija de 18 años, un niño pequeño, y mi mujer está embarazada. La única duda que tuve a la hora de venir era mi mujer y su embarazo, pero ella me dijo que adelante.

¿Dónde vive en Zaragoza?

En el hotel Reino de Aragón, el mismo hotel en que me concentraba con el Real Zaragoza.

Han pasado 15 años de su gol en la final de la Supercopa de España. Allí, en Mestalla, con la cabeza vendada. El último gol de la última final que ganó el Real Zaragoza lo marcó usted.

Tengo muy buenos recuerdos de Zaragoza. He venido varias veces a ver a mi amigo Pedro Bellido. Cuando me llamaron de Ejea, la verdad es que lo estaba deseando.

Hábleme de Milán

Milán es otro mundo. Entrenábamos a 45 minutos de Milán, en Milanello, cerca de Malpensa.

Allí jugó con lo mejor.

Es difícil decirlo con palabras. Las instaciones, los coches de los futbolistas, lujo total. Y los jugadores, buenísimos: Pirlo, Shevchenko, Maldini, Albertini, Costacurta, Kaladze… Un equipazo. También José Mari, el gran Gatusso, que es muy amigo mío. Carlo Ancelotti de entrenador. Nos metimos en Champions y al año siguiente fueron campeones.

¿Qué tal con don Silvio?

Muy bien. Berlusconi era muy educado.

‘Il Cavaliere’...

Recuerdo sus guardaespaldas cuando venía al vestuario (sonríe). Eran enormes.

Después, al Atlético de Madrid.

Con Luis Aragonés de entrenador, Fernando Torres...

¿El mejor futbolista con el que ha compartido vestuario?

Pirlo, una pasada en el medio. Como delantero, yo le diría a…

Quizá Shevchenko.

No, Villa, David Villa. Estuve con él en el Real Zaragoza. Listísimo. Teníamos buen equipo.

También participó en la gesta del Alavés.

Eso fue increíble. Perder una final (Copa UEFA, 5-4 frente al Liverpool) y la gente todavía lo recuerda. El grupo humano fue clave, era sensacional, con Martín Herrera, Contra, Geli, Téllez, Jordi Cruyff, Astudillo, Iván Alonso, Vucko... Éramos todos muy amigos.

¿Tan importante es el factor humano en un equipo profesional?

Fundamental. Puedes ganar mucho dinero, jugar en el Milán, llevar coches caros; pero no olvide que los futbolistas somos personas, tenemos familias, hijos, problemas como todo el mundo. Mire, esto no lo cambio por todo el dinero que gané en el fútbol (muestra un chat de wasap con la mítica plantilla del Alavés de hace 20 años).

Y después de todo este bagaje, este fin de semana le espera el Izarra de Estella.

Es la realidad. Entenderá que no he venido al Ejea a perder el tiempo. Hay que trabajar, correr, jugar. Hay que ganarle al Izarra.

Etiquetas
Comentarios