Despliega el menú
Fútbol

fútbol

El Real Madrid se reencuentra en El Sadar

El equipo blanco remontó ante Osasuna, regresó a su versión sólida de la Liga tras el varapalo de la Copa y retuvo el liderato. 

Los jugadores del Real madrid celebran uno de sus goles a Osasuna.
Los jugadores del Real madrid celebran uno de sus goles a Osasuna.
VINCENT WEST

Falsa alarma. El Real Madrid regresó en Pamplona a la senda de la solidez y solventó con eficiencia una salida de las marcadas en rojo en el calendario, de esas en las que se asientan los cimientos de una Liga. Y eso que el inicio del partido en El Sadar invitó a la preocupación madridista, con diez minutos de vendaval osasunista y el marcador desde muy pronto en contra, pero entonces volvió la fiabilidad blanca, que se hizo dueño del balón a través de la batuta de Modric y luego remontó el duelo en un visto y no visto para retener la ventaja y acabar sentenciando con la frescura de los cambios.

Aviso de la intensidad con la que Osasuna esperaba al Madrid en El Sadar lo dieron el disparo de Nacho Vidal desviado cuando no se había cumplido un minuto de juego y la volea con pierna zurda de José Arnaiz, que le ganó la espalda a Varane. Y es que en feudo rojillo, tradicionalmente nunca hubo tregua para los blancos. Ni cinco minutos de partido y otro susto, Rubén García recortó en el área y Courtois se hizo enorme bajo palos para evitar el 1-0. El balón no le duraba tres pases al Madrid, falto de intensidad a la hora de la siesta.

Un par de arrancadas de Bale fueron lo único reseñable de un Madrid superado de inicio, que acabó recibiendo el castigo del gol en contra en un saque de esquina cabeceado de matrícula por Unai García, abajo y ajustado al poste, donde ni siquiera el inmenso Courtois puede llegar. Por si el estímulo del rival fuera poco, el gol alimentó aún más el entusiasmo del equipo rojillo, que mordía en la presión, cortocircuitando la creación de juego en la medular blanca.

El paso de los minutos le fue dando al Madrid el control de la pelota, pero eso no se tradujo en peligro. Le costaba un mundo a los pupilos de Zidane superar la línea defensiva osasunista y apenas un remate de cabeza de Bale inquietó a la parroquia local. No parecía inminente el empate, pero en esas un centro de Mendy lo desvió Nacho Vidal y Bale estuvo más rápido que Estupiñán para tratar de conectar un remate que se convirtió en una asistencia de lujo a Isco, con el malagueño voleando a la red.

La igualada terminó de meter en el partido definitivamente al Madrid, que le dio trabajo al portero rojillo, Sergio Herrera, con dos centros envenenados de Carvajal y Modric. Tras el segundo, el propio centrocampista croata botó el saque de esquina, Casemiro metió la cabeza con contundencia en el segundo palo y Ramos hizo el resto para establecer el 1-2. Segunda remontada liguera del conjunto madridista, que sólo había conseguido darle la vuelta al marcador esta temporada ante la Real Sociedad en el Bernabéu.

Pese al conato de rebelión osasunista, el Madrid alcanzó el descanso indemne y regresó de vestuarios fortalecido, dueño y señor de las ocasiones. Al menos así fue al principio, hasta que Osasuna volvió a despertarse para rozar el empate en un contraataque que culminó Rubén García con remate de zurda ajustado. El partido fue entrando a partir de ahí en una fase de control para el Madrid, en una versión esforzada para desactivar el ímpetu local. Bale e Isco dejaron sus lugares sobre el césped a Lucas Vázquez y Vinicius, con Zidane buscando la electricidad que matase el partido y Osasuna volcado en pos del empate. El guión del francés se cumplió a la perfección: contra que acaba con el balón en las botas de Benzema al borde del área, el '9' galo opta por la pausa y ve como sólo los mejores lo hacen la incorporación a su derecha del compañero, en este caso Lucas Vázquez, que aprovecha el regalo y remata ante Herrera, con manos blandas, para sentenciar el partido.

De ahí al final hubo tiempo incluso para que Jovic, que entró por Benzema en la recta final, se quitase parte de la losa que le persigue esta temporada, pues el serbio recordó a su versión goleadora del Eintracht de Fráncfort a través de una gran volea con pierna izquierda tras asistencia de Valverde con la que redondeó una tarde perfecta para el Madrid, que dejó atrás el accidente copero y regresó a la buena senda liguera.

Ficha técnica

Osasuna: Sergio Herrera, Nacho Vidal, Unai García, David García, Estupiñán, Roberto Torres (Cardona, min. 77), Moncayola (Fran Mérida, min. 10), Darko, Iñigo Pérez, Rubén García y Arnaiz (Enric Gallego, min. 61).

Real Madrid: Courtois, Carvajal, Varane, Ramos, Mendy, Casemiro, Valverde, Modric, Isco (Vinicius, min. 82), Bale (Lucas Vázquez, min. 71) y Benzema (Jovic, min. 88).

Goles: 1-0: min. 14, Unai García. 1-1: min. 33, Isco. 1-2: min. 38, Ramos. 1-3: min. 85, Lucas Vázquez. 1-4: min. 92, Jovic.

Árbitro: Jesús Gil Manzano (Colegio extremeño). Amonestó a Nacho Vidal y a David García por Osasuna y a Carvajal y Ramos por el Real Madrid.

Incidencias: Partido de la jornada 23 en Primera, disputado en El Sadar ante 17.000 espectadores

Etiquetas
Comentarios