Despliega el menú
Fútbol

posibles amaños

El exgerente del Osasuna dice que el club pagó a otros equipos para amañar partidos

Dice que el club decidió en la parte final de la temporada 2012-13 y de la temporada 2013-14 pagar al Getafe y al Betis para que se dejaran ganar contra el equipo navarro.

El exgerente del Osasuna, Ángel Vizcay (centro), a su llegada al Palacio de Justicia de Pamplona.
El exgerente del Osasuna, Ángel Vizcay (centro), a su llegada al Palacio de Justicia de Pamplona.
David Domenech

El exgerente del Osasuna, Ángel Vizcay, ha afirmado este martes en el juicio del denominadado caso Osasuna que el club decidió en la parte final de la temporada 2012-13 y de la temporada 2013-14 pagar al Getafe y al Betis para que se dejaran ganar contra el Osasuna y pagar asimismo a Valladolid, Betis y Espanyol para primarles en sus partidos contra rivales directos del Osasuna por la salvación en Primera División.

Vizcay, a preguntas de la fiscal, ha afirmado que se pagaron en 2013 un total de 150.000 euros al Real Valladolid por ganar al Deportivo y otros 150.000 euros al Betis para ganar al Celta. "Tanto Celta como Deportivo eran rivales clasificatorios próximos y se primó a los que jugaban contra ellos", ha afirmado.

Además, ha dicho que también en 2013 "hay otros 400.000 euros que se le dan al Getafe para que no ganara en Pamplona" y "hay otros 400.000 euros por primas a los jugadores establecidas entre la directiva y la plantilla". Ángel Vizcay ha afirmado que "todo esos destinos de dinero se hablaron y se decidieron en la Junta Directiva" del Osasuna. El exgerente ha relatado que en aquella época no había dinero en las arcas del club y ha explicado que el entonces directivo Purroy planteó que un familiar suyo podría realizar un préstamo para estos pagos.

La fiscal ha planteado que los agentes inmobiliarios Albert Nolla y Cristina Valencia, acusados también en esta causa, firmaron un 'recibí' por 900.000 euros, un documento "fabricado para justificar la salida de dinero de Osasuna" y, preguntado sobre este planteamiento, Vizcay ha dicho: "Entiendo que sí, pero no participaba yo en esa contabilidad". Además, ha señalado que desconocía si Albert Nolla y Cristina Valencia fueron retribuidos por haber firmado ese recibí.

En lo que se refiere a la temporada 2013/2014, según el relato del exgerente, el club decidió pagar 400.000 euros al Betis para que ganara al Valladolid y otros 250.000 euros también al Betis para que se dejara ganar ante el Osasuna. Asimismo, pactó pagar otros 250.000 euros por empatar ante el Espanyol.

Ángel Vizcay ha señalado que al igual que el año anterior, en una situación en la que el Osasuna estaba en riesgo de descenso, "la Junta Directiva discutió también qué procedimientos llevar a cabo y decidió hacer ese". "En esta Junta estaban todos los directivos", ha señalado. La Junta Directiva acordó que las gestiones las hiciera el entonces directivo Jesús Peralta, pero que le acompañara el propio Vizcay, porque "había cierto malestar en ciertos directivos por las gestiones que había hecho Peralta" el año anterior, según el exgerente. En concreto, hubo sospechas de que la temporada anterior el dinero no llegó a destino.

Según el relato de Vizcay, en el caso de los partidos que implicaban al Betis, Peralta y el propio Vizcay mantuvieron una reunión en Madrid con los entonces jugadores del Betis Antonio Amaya y Xabier Torres, ahora acusados en este juicio. Los jugadores, según el exgerente, pidieron un millón de euros y Peralta y Vizcay dijeron que no podían llegar a esa cifra.

Para realizar el pago del partido entre el Betis y el Valladolid, el Osasuna necesitaba 400.000 euros de los que en ese momento no disponía. "Se comenta que no hay dinero y que hay que pagarlo. Finalmente entre varias personas del club ponemos el dinero. 60.000 euros los pongo yo, 60.000 euros el director de la Fundación -Diego Maquirriain-, 60.000 euros Peralta, y el resto los aporta nuestro patrocinador, que era Lacturale", ha señalado.

Según Vizcay, él no le dijo a Maquirriain para qué era el dinero, simplemente le comentó que era "para necesidades del club". En el caso de Lacturale, le trasladaron que "la economía estaba mal, que teníamos que afrontar unos pagos y que a ver si podía prestar ese dinero". El encargado de llevar el dinero a Sevilla fue Diego Maquirriain. "Así lo decidieron el presidente y el vicepresidente, Archanco y Pascual", ha afirmado.

En el caso del Espanyol, según Vizcay, el exdirectivo Peralta tenía un contacto en Barcelona y, a través de él, se concretó que los jugadores del Espanyol únicamente aceptaban pactar un empate. El propio Peralta entregó el dinero a este intermediario por el empate.

Para pagar a los jugadores del Betis otros 250.000 euros por dejarse ganar en Pamplona, Vizcay ha relatado que él mismo entregó el dinero a Antonio Amaya. Sin embargo, los resultados no acompañaron al Osasuna en la penúltima jornada y tampoco en la última y finalmente el club descendió.

Etiquetas
Comentarios