Despliega el menú
Fútbol

FÚTBOL

La segunda parte del Rayo Vallecano-Albacete se jugará a puerta cerrada

El Comité de Competición multa con 18.000 euros al club franjirrojo y clausura durante dos partidos el fondo de Vallecas en el que se produjeron los insultos a Zozulia.

Zozulya celebra un gol con la camiseta del Albacete.
Zozulya celebra un gol con la camiseta del Albacete.
Albacete Balompié

El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol ha decidido este viernes que se dispute a puerta cerrada la segunda parte del partido entre el Rayo Vallecano y el Albacete, correspondiente a la 20ª jornada de Segunda División y suspendido en el descanso por los gritos de "puto nazi" proferidos desde un sector la grada contra Roman Zozulia, delantero ucraniano del equipo manchego.

Para determinar la nueva fecha del encuentro, Competición ha solicitado un informe previo a LaLiga para que manifieste lo que considere oportuno en el plazo de tres días y ha otorgado también el mismo período de tiempo a los dos clubes para que se intenten poner de acuerdo en el día que prefieren jugar.

El árbitro cántabro José Antonio López Toca, de acuerdo con ambos clubes y después de tener que parar el juego en un par ocasiones, suspendió el encuentro del pasado 15 de diciembre debido a los insultos que los 'Bukaneros', hinchas franjirrojos próximos a la extrema izquierda, le dedicaron a Zozulia, en su día fichaje frustrado del Rayo debido a su presunta afinidad con ideologías neonazis.

En el momento en el que fue suspendido el choque, el marcador reflejaba un empate sin goles y el Albacete tenía un jugador menos por la expulsión de Eddy Silvestre, incidencia que se produjo justo antes del final de la primera mitad.

El equipo que entrena Paco Jémez volverá a jugar en casa el próximo 5 de enero frente al Girona, a partir de las 16.00 horas. Por lo tanto, éste será el primer partido en el que está sanción será efectiva, salvo que prospere algún recurso. El siguiente choque tendrá lugar ante el Lugo, el 15 de enero. Entre medias, el Rayo visitará Barakaldo, para disputar la siguiente ronda de Copa del Rey.

El pasado día 19, Zozulia dio un paso al frente y compareció para tratar de explicar el porqué de las fotos en las que aparece con simbología no autorizada en los campos de fútbol y asociada con la ultraderecha. El ucraniano negó ser nazi y presumió de ser un «patriota» que ayuda a su país frente a los separatistas prorrusos.

Zozulia es cofundador de la Fundación Narodna Armiya (Fundación del Ejército del Pueblo), una organización que formaba parte del movimiento civil voluntario que asistía a las Fuerzas Armadas de Ucrania que luchaban en el interior del país y su función principal era proveer a los militares con ropa y comida, así como ayudar a sus familias. El futbolista fue condecorado en el 2016, antes de llegar a España, por el Gobierno de Ucrania por "defender a su país del separatismo".

Etiquetas
Comentarios