Despliega el menú
Fútbol

fútbol

La sentencia del Levante-Zaragoza se conocerá el 9 de diciembre

El juez ha convocado a todas las partes en esa fecha a las 11.00.

Agapito Iglesias este miércoles en la entrada a los juzgados.
Agapito Iglesias en la entrada a los juzgados.
Efe

El juicio por el presunto amaño del partido Levante-Real Zaragoza de la temporada 2010-2011 se conocerá este lunes 9 de diciembre, después de que el juez del caso haya citado a las partes para entregársela a las 11 de la mañana.

El juicio arrancó en Valencia el 3 de septiembre y quedó visto para sentencia el 18 de octubre con un total de 42 acusados, de los cuales 41 son personas físicas, la gran mayoría futbolistas, y el Real Zaragoza como entidad jurídica. Los 42 acusados del caso fueron los 36 futbolistas del Levante y Real Zaragoza convocados para el partido, el exentrenador el club blanquillo Javier Aguirre, los empleados del Real Zaragoza en 2011 Paco Checa y Javier Porquera, el exdirector deportivo Antonio Prieto, el expresidente y dueño del Real Zaragoza de por aquel entonces, Agapito Iglesias, y el propio Real Zaragoza como entidad.

La Fiscalía y las acusaciones particulares, La Liga y el Deportivo de La Coruña, sostuvieron que el Real Zaragoza sacó dinero de sus cuentas para comprar a varios jugadores del Levante. Ese dinero se justificó como primas a sus jugadores para lo que habrían alterado sus nóminas. Por esos hechos reclaman dos años de prisión y seis de inhabilitación para las 41 personas físicas acusadas, además de una multa de 3,4 millones de euros para cada uno de ellos.

Además, para el expresidente del Zaragoza, Agapito Iglesias, y para otros dos directivos del club aragonés reclaman otros dos años de prisión adicional por el presunto falseamiento de las nóminas y una multa aparte.

Para el Zaragoza la reclamación de las acusaciones es de una multa de mil euros diarios durante dos años. Las defensas de todos los acusados reclamaron la absolución de los mismos al entender que los indicios que pueda haber no bastan para una condena.

De manera generalizada también pidieron la nulidad de las actuaciones al entender que el proceso estaba viciado de origen al estar basado en una denuncia del presidente de la Liga, Javier Tebas, que según su visión habría roto el deber de secreto profesional para presentarla pues los datos se los había dado un cliente que puede que esté entre los acusados

Etiquetas
Comentarios