Fútbol

fútbol

El juez de la Oikos ordena el rastreo de los dispositivos móviles de varios investigados

Ángel de Pedro ha pedido a los investigadores que se recabe más información que contribuya a descubrir otros partidos supuestamente amañados.

Íñigo López, a su salida de los juzgados de Huesca.
Íñigo López, a su salida de los juzgados de Huesca el pasado 30 de mayo.
Pablo Segura

La instrucción de la Operación Oikos sigue dando nuevos pasos y el juez Ángel de Pedro ha ordenado el rastreo de varios dispositivos electrónicos intervenidos a algunos de los investigados con el fin de recabar nueva información que pueda contribuir al descubrimiento de más partidos de fútbol supuestamente amañados. Según ha publicado el diario ‘El País’ en su edición de este jueves, se trataría de los presuntos cabecillas de la trama, Carlos Aranda y Raúl Bravo; el jugador Íñigo López, el exfutbolista Borja Fernández y el anterior presidente de la Sociedad Deportiva Huesca, Agustín Lasaosa.

Se trata, según el auto dictado por el magistrado con fecha del pasado 12 de junio, de cuatro tabletas, dos ordenadores, tres pendrives, una tarjeta de memoria y una consola de videojuegos. De Pedro ha pedido a la Policía Nacional que, una vez analizada la información que obtengan le comuniquen inmediatamente “el descubrimiento de otros partidos de fútbol supuestamente amañados”. De momento, las pesquisas se han centrado en el Huesca-Nástic que se disputó el 27 de mayo de 2018; el Sariñena-Cariñena del 13 de abril de 2017 y el Valladolid-Valencia de la última jornada del pasado campeonato de Liga.

La información de ‘El País’ añade la intención expresada por De Pedro de que, en caso de confirmarse nuevos amaños, estudiar si sigue siendo competente para instruir la causa. En caso contrario, esta podría derivarse a la Audiencia Nacional. Los agentes del Centro Nacional Policial de Integridad en el Deporte y Apuestas de la Policía, responsables de las pesquisas, presentaron un informe en el que le solicitaban autorización judicial para “el desprecinto, volcado y análisis de los efectos informáticos intervenidos” a los 11 investigados. El juez, con el apoyo de la Fiscalía, solo aplica de momento esta medida sobre los dispositivos de cinco de los imputados.

Con respecto al resto de investigados, los futbolistas Samu Saiz, Borja Gómez y Carlos Caballero, el exmédico de la SD Huesca Juan Carlos Galindo y el exdirectivo deportivo Emilio Vega, el juez ha pedido a la Policía un “informe ampliatorio sobre los motivos por los que solicita el volcado de sus dispositivos antes de decidir si autoriza el mismo”. De Lasaosa solo se pide el análisis de un teléfono móvil, mientras que de Íñigo López se autoriza el rastreo de dos móviles, la tarjeta de memoria de 16 gigas que contenía uno de ellos, una tableta, un ordenador portátil, dos pendrives y una consola Play Station.

En concreto, el auto autoriza a los agentes a acceder a las agendas de contactos de los equipos, al registro de las videollamadas, a las cuentas de correo electrónico asociados a cada uno de los dispositivos, al historial de navegación en Internet, a los mensajes en redes sociales, chats y aplicaciones de mensajería instantánea, a los archivos que contengan, a las credenciales de wifi utilizadas para conectarse a Internet y al registro de llamadas. Este jueves se habían previsto las comparecencias ante el juez instructor de Emilio Vega y Carlos Caballero, pero estas se han aplazado finalmente hasta después del verano.

Etiquetas
Comentarios