Despliega el menú
Fútbol

Desafío ante el líder

El Real Zaragoza visita el campo del sorprendente primer clasificado de la Segunda División, el Alcorcón. El equilibrio de la competición, la menor presión y la mejora zaragocista abren las puertas a la esperanza.

Los jugadores del Real Zaragoza, con el capitán Alberto Zapater en el centro, en el entrenamiento de ayer.
Los jugadores del Real Zaragoza, con el capitán Alberto Zapater en el centro, en el entrenamiento de ayer.
Toni Galán

¿Es más fácil jugar en el campo del líder o en el del colista? Si fuera en la Primera División, la respuesta constituiría una obviedad: nadie querría visitar el Camp Nou. En Segunda División, procede plantearse la cuestión. De hecho, este martes mismo Javier Planas argumentaba en estas mismas páginas que el actual era el mejor momento para que el Real Zaragoza visitara Alcorcón, primer clasificado de la categoría de plata. Detrás de la tesis del cerebro de los Zaraguayos descansaban premisas a considerar en la Segunda española: desde el equilibrio de la competición hasta el factor presión. Un Zaragoza liberado de tensión puede ganar en cualquier campo. También en el del líder. La consideración del Paul Breitner sin melena del Zaragoza de Carriega también la auditaron futbolistas que no necesitan presentación para el aficionado zaragocista. Miguel Pardeza, Pascual Sanz e Isidro Villanova arden en deseos de que Planas esté en lo cierto, y el Zaragoza acepte el desafío de asaltar el campo del líder.

El primero en desenfundar es Miguel Pardeza. El hombre que levantó la Recopa de Europa, después director deportivo del Real Zaragoza y también ejecutivo del Real Madrid, dibujó el momento del Zaragoza en una pausa en la elaboración de su nuevo libro. "En la Segunda División las distancias entre los equipos son mínimas. La dificultad para acertar el signo de un partido es mucho más elevada que en Primera. Ganar en el campo del Madrid, del Barça o del Atlético es muy complicado; ganar en el campo del líder de la Segunda División sí es posible porque las distancias entre los equipos son muy cortas", apuntó Pardeza.

El escurridizo extremo no escurrió el bulto y ofreció su punto de vista sobre el Zaragoza actual. "El año pasado se estuvo muy cerca de ascender. La situación no es sencilla cuando el dinero no abunda. Salen chavales prometedores de la cantera. Lasure, Delmás y Pombo jugaron con mi hijo en la Ciudad Deportiva. Es bueno que futbolistas aragoneses defiendan la camiseta del Zaragoza. Además, hay una gran afición detrás. Este año, como se habían encadenado una serie de resultados negativos, parecía que había decaído un tanto la fe; pero veo que no. Afortunadamente, se está sumando ahora. Considero que el Zaragoza ha evolucionado con Alcaraz. Y, desde luego, está capacitado para sumar en el campo del Alcorcón. A partir de ahí, a seguir compitiendo y mejorando. Queda mucha liga. Y para acabar, algo esencial: entender que se asciende de forma directa, pero también se puede subir a través de la promoción", concluyó Miguel Pardeza.

Apagar y encender

Si Pardeza no se pierde un partido del Real Zaragoza desde su domicilio de Madrid, Pascual Sanz e Isidro Villanova ven al equipo de su alma en Zaragoza. En el caso de Pascual Sanz, el encuentro ante el Mallorca lo vio a través de la televisión en su casa de La Puebla de Alfindén. "Lo pasé mal. Incluso apagué la televisión con el 0-2. Luego, al rato, la volví a encender. Llegó la reacción. Me quedo con la actitud mostrada para remontar. Me gustó el Zaragoza de la segunda mitad. Ese Zaragoza puede sumar en muchos campos. Apareció Marc Gual. Álvaro y Pombo también tienen gol. Me agarro a esa esperanza ante la visita a Alcorcón. Lo que me parece alarmante es la fragilidad defensiva. Si se mejora en esa parcela, habrá mucho ganado", subrayó Pascual.

Isidro Villanova también vive con intensidad los careos del Zaragoza. "Algunos días me dan ganas de saltar al campo. Atacar es difícil, pero defender es muy sencillo... Lo primero es hacer raya atrás. El Zaragoza se desangra a balón parado. Y hoy por hoy, como vimos a Francia en el Mundial, las jugadas de estrategia representan el 60% de los goles en el fútbol. Lo primero, como decía, es cerrar la puerta propia. Porque el Zaragoza tiene capacidad para hacer gol. No está Borja Iglesias, que me parece una delantero sensacional, un futbolista de equipo nacional; pero sigue habiendo gol. Si somos capaces de tapar atrás, el equipo seguro que va a ir hacia arriba", auguró, para luego analizar el partido del Alcorcón. "Son líderes por algo, pero el Zaragoza no es peor equipo. Hay que intentar ganar en Alcorcón y luego asegurar en La Romareda. En Segunda, si ganas tres partidos seguidos, te metes arriba", concluyó Villanova.

Etiquetas
Comentarios