Despliega el menú
Fútbol
Suscríbete

Ascenso de pico y pala

91 años después de su fundación, un equipo de currantes y estudiantes ubica al Ejea en el lugar que le corresponde en el fútbol aragonés y español, la Segunda B.

Ramón Lopez, autor del gol decisivo del partido y de la eliminatoria.
Ramón Lopez, autor del gol decisivo del partido y de la eliminatoria.
José Ángel Piñero

Entre el bostezo prescindible de los primeros careos del Mundial, los chicos del Ejea nos recordaron ayer que la épica también puede residir en los arrabales del fútbol. Alejado de los lujos del profesionalismo, el club cincovillés consumó en Cádiz el ascenso a la Segunda División B. Antes había tumbado al Rayo B y al Tenerife B. Gesta a pico y pala. No eran gratuitas las lágrimas de este equipo de currantes y de estudiantes, de hombres que con su pasión por el fútbol han logrado la mayor machada en los 91 años de historia del club de Luchán. El empate (2-2) ante el filial gaditano significó mucho más que una victoria: un ascenso por el valor doble de los goles marcados a domicilio (1-1, en la ida en Ejea). Junto al también ascendido Teruel y al Ebro, el salto ejeano propiciará que Aragón cuente con tres clubes en el próximo curso en la categoría de bronce del fútbol patrio.

Escapa de Tercera, brinca a Segunda B por fin una entidad imprescindible para entender el fútbol en Aragón. Tierra de futbolistas de tronío (y no solo por Alberto Zapater), Ejea ocupa el lugar que le corresponde no solo en el fútbol aragonés, sino en el español. «Ha sido precioso. Tantos ejeanos celebrando el ascenso. Han venido hasta Cádiz más de 120 seguidores. El equipo se ha dejado la vida para lograr el objetivo. Todos luchamos para que el Ejea esté arriba. También, las firmas que nos respaldan (Bodegas Ejeanas, Tenías y Jumpers). Ya llevo seis años como presidente y pienso seguir luchando. También queremos que continúe el entrenador y buena parte de la plantilla», afirmó ayer Salvador Mateo, máximo responsable de la entidad.

Néstor Pérez es el entrenador que Salvador Mateo quiere que siga dirigiendo al Ejea. «Están empeñados en que siga y yo voy a tratar de hacer compatible la dirección del Ejea con mi trabajo. Ahora no tengo tiempo para mucho más que para celebrar este ascenso», dijo el técnico, que luego distribuyó de forma alícuota la felicidad generada por el ascenso. «Es un premio para Ejea y para el Ejea. Para sus dirigentes, para sus aficionados, para esta maravillosa plantilla. En cuanto a mí, el ascenso viene a premiar todos estos años, todos estos ‘play off’ (ya lleva seis Néstor, pese a sus 37 años de edad). También quiero compartir este premio con los míos, con mis padres, Miguel y Milagros; con mi mujer, Rocío; con todos los amigos que me aguantan el día a día y sufren mi pasión por el fútbol», confesó, emocionado, Néstor Pérez.

El autor del gol decisivo, del tanto que hacía subir el 1-2 al marcador cuando apenas quedaba tiempo, fue al altoaragonés Ramón López. El Ejea está repleto de futbolistas de su mismo perfil, de hombres que desde niños lo dieron todo por el fútbol. En cierto modo, este ascenso premia lo mucho que el fútbol le debe al gato Rafa Santos, a los escuderos Osanz y Laguarta, al fútbol de seda de Óscar Valero y Nacho Lafita... Qué decir de ‘Ratón’ Barba... Ramón López cuenta primero la historia del gol. «No quedaba tiempo. Sacamos el córner, la pelota se le escapó al portero porque un defensa le molestó. Fue un gol de fe, de voluntad. Yo fui hasta el área pequeña por fe. Me cayó la pelota y no dejé que botara. Este gol significa mucho para todos», reiteró Ramón.

Su itinerario futbolístico es un fiel exponente del futbolista del Ejea. «Soy de Sabiñánigo y allí comencé a jugar al fútbol con mis amigos. Bajé a Zaragoza para fichar por el Montecarlo juvenil con Sergio Carrascosa como entrenador. Fue un año maravilloso en el que jugamos la Copa del Rey de juveniles y todo. Somos el único equipo zaragozano que la ha jugado junto al Real Zaragoza. Después, se interesó por mí Javier Garcés y fiché por el Zaragoza C. Volví al ‘Sabi’ con Dani Aso. Luego, al Teruel, y ahora llevo dos años en el Ejea con Néstor Pérez. Trabajo de visitador médico. Hay que hacer un esfuerzo enorme para trabajar, entrenar y jugar. Acabo de marcar el gol más importante de mi vida. Hace tanto tiempo que soñaba con esto... Al final, el fútbol es justo, después de quitarle tanto tiempo a mi novia, a mi familia... Una pena que no lo hayan podido ver mi tío Tomás y mi abuela Teresa. Ellos me ayudaron a soñar con este momento», evocó Ramón López, en un retrato exacto de la obsesión esférica.

En Cádiz, la alegría aragonesa fue inmensa. También en Ejea, en Aragón. El presidente de la Comunidad, Javier Lambán, ejeano y exjugador del Ejea, lo proclamó en su cuenta Twitter. «Enhorabuena a la SD Ejea, el equipo de mi pueblo cuyos colores vestí. Qué alegría. Qué orgullo. Qué manera de celebrar San Juan, patrón del municipio. ¡Aúpa Ejea!», escribió Javier Lambán. El partido se vivió en intensidad en la capital de las Cinco Villas, con pantalla gigante y todo en el Parque Central, con imágenes de Aragón TV. La fiesta no cesará hoy en Ejea cuando la expedición sea recibida en el Ayuntamiento a las 22.00. Sí, a las diez de la noche. Largo camino desde Cádiz. El largo camino para llegar al destino más bonito en la historia del Ejea.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión