Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Fútbol

Alberto Berna: "No me han dejado acabar el milagro"

El extécnico de Zaragoza CFF, que fue destituido el pasado 26 de abril, asegura sentirse "superorgulloso de todo lo conseguido" en las 11 temporadas en la élite nacional femenina.

A. Cortés Actualizada 30/04/2018 a las 18:58
El entrenador zaragozano Alberto BernaAránzazu Navarro

El pasado 26 de abril, Alberto Berna dirigió el último partido como entrenador del Zaragoza CFF, que se agarra a la permanencia en la Liga Iberdrola femenina a falta de dos jornadas de su conclusión. Fue un amistoso contra el Logroño, a las 18.00, en el Pedro Sancho. Al mediodía, el club le notificó que le despedía. El técnico ponía fin a 11 temporadas consecutivas al frente el banquillo del primer equipo femenino de la entidad que preside Carmelo Alcaina. Un total de 343 partidos en la élite. “Solo tengo palabras de agradecimiento. Me voy muy tranquilo y superorgulloso de todo lo conseguido estos años, pero a la vez, muy triste porque el futuro es bastante negro”, asegura el técnico.

¿Por qué Alberto Berna ha dejado de ser entrenador del Zaragoza Femenino?

Tendría que contestarlo la directiva. Está claro que mi objetivo era acabar la temporada, salvar al equipo y dejarlo en Primera División. Ya comuniqué al club que terminaría mi vinculación con ellos al terminar esta campaña, pero al final no ha podido ser. No me han dejado acabar el milagro. Está claro no es agradable salir así, pero respeto la decisión aunque no la comparta. Para nada me voy enfadado. 

¿Qué ha pasado esta campaña?

Te puedo decir que en estas últimas dos temporadas en el club ha habido muchos problemas, de alguna manera internos. Pero siempre los trapos sucios los hemos lavado en casa. Y también es verdad que yo no estaba de acuerdo con algunas decisiones que estaba tomando el club. Pero no he dejado de trabajar y creer en lograr el objetivo de la salvación hasta el último momento. A partir de ahí, también puedo decir que he sido más que un entrenador de un primer equipo, y creo que mi obligación también era ayudar al club a crecer: opinando, aportando mi experiencia, dando ideas… Pero he hecho hasta donde me han dejado hacer.

¿En qué tipo de decisiones no estaba de acuerdo?

Son cosas internas. Con todos los años que he estado y con la confianza que me ha unido a Carmelo Alcaine, me sentía capacitado para dar mi opinión y ser, casi, un directivo más. Una persona que tenía un peso importante dentro del club. A partir de ahí, los que tomas las decisiones son ellos.

¿Se puede referir a los refuerzos realizados?

Los fichajes han llegado tardísimo. En octubre se nos fue la delantera, Chloe Richards, y hemos tardado prácticamente cuatro meses en fichar. Y luego hay cosas que no se han hecho bien: presentamos una jugadora en enero, que fue un fichaje de diciembre, Liucija, y todavía no ha podido debutar, según me dicen, por problemas burocráticos. Pero no solo es esto. No hay más que ver que desde que llegaron las nuevas jugadoras el giro de tuerca que le hemos dado, con cinco victorias consecutivas en casa. Si estas jugadoras hubieran estado desde octubre pues las cosas hubieran ido de otra forma. No ha sido un tema de entrenador, sino de plantilla.

¿Qué reflexión realiza?

Solo tengo palabras de agradecimiento por todos estos años. Me quedo con muchísimos buenos momentos y todo lo conseguido. Me voy muy tranquilo y superorgulloso de todo lo conseguido estos años, pero a la vez, muy triste porque el futuro es bastante negro. Me ha dolido mucho haber llegado a la élite -esta es una de las discusiones de los dos últimos años- y no aprovechar la corriente para consolidarnos en la categoría que va a ser profesional. Hemos trabajado mucho y, en el último momento, por decisiones con las que no estaba de acuerdo, me duele que se regale o tire la categoría con todo lo que hay detrás.

Está claro que pierde el fútbol femenino aragonés…

Sí y muchísimo. Si se confirma el descenso es un daño tremendo y por eso me voy dolido. No por el hecho de que me vaya del Zaragoza Femenino. Porque no es lo normal estar once temporadas seguidas en un club y el entrenador tiene que estar hecho a este tipo de decisiones.

¿Cómo han sido los días posteriores a la destitución?

Han sido muy divertidos y bonitos porque me han llegado cantidad de mensajes y de fotos de mucha gente de aquí, de entrenadores, jugadoras, directivos de equipos de Primera y Segunda División… Me ha hecho mucha ilusión. Creo que hemos dejado una huella tremenda -porque también han decidido marcharse Rubén Ferrer (segundo entrenador) y Miguel Martínez (delegado)- y por eso estoy superorgulloso.

¿Recuerda su primer partido con el equipo?

Fue en Sevilla, ganamos 1-2, en septiembre de 2007. Luego han pasado 342 partidos más y muchas imágenes. Me quedo con las dos finales de Copa de la Reina, una de ellas jugada en La Romareda con toda la ilusión de las chicas aragonesas al poder jugar en un estadio tan emblemático. También el poder viajar a Guinea Ecuatorial y jugar ante 35.000 espectadores… Hemos cumplido cada año los objetivos con creces y han sido muchas alegrías, incluso cuando han ido las cosas difíciles y celebramos la salvación en Mallorca en la última jornada en 2015…

Y las más de 30 aragonesas que han debutado en la primera plantilla

Me siento orgulloso de haber visto crecer a muchas jugadoras aragonesas. Me quedo con muchas futbolistas que han pasado por Zaragoza, grandes personas que han crecido desde pequeñas y que se han convertido en estrellas, empezando por la más mediática, Verónica Boquete. Pero también jugadoras que están en equipos punteros como Barbara o María León en el Barça, jugando Champions, o en ligas europeas como Claudia Neto en el Wolfsburgo alemán que va a disputar la final de la Liga de Campeones, o Ana Borges que ha estado en el Chelsea y ahora en el Sporting de Portugal…

¿Y cuál va a ser el futuro de Alberto Berna?

De momento, descansar. Como me dicen, todo lo conseguido se va a valorar con el tiempo. Yo estoy tranquilo. Tengo propuestas encima de la mesa, pero no sé qué quiero hacer. Necesito dedicar un tiempo a la familia, a mis dos hijos, disfrutar de ellos. Está claro que soy entrenador y que no voy a dejarlo jamás. Esto es una pasión y el fútbol femenino me ha enganchado y se ha convertido en mi vida. También es cierto que tengo alguna opción de volver al masculino, que me motiva, pero la experiencia de estos años también me hace valorar seguir por el mismo camino. Tengo ganas de empezar un proyecto nuevo.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo