Despliega el menú
Fútbol

Paso al frente del Ebro

Vital triunfo a domicilio del equipo de Emilio Larraz.

Diego Simón se anticipa a un rival. Detrás, Iván Forte.
Diego Simón se anticipa a un rival. Detrás, Iván Forte.
Juani Ruz

El Ebro se consolida en la zona media de la clasificación gracias a su sexta victoria de la temporada. Los aragoneses sumaron tres valiosos puntos ante un Alcoyano que nunca se rindió pero se encontró a un rival muy serio en defensa que no dio ninguna facilidad. Los zaragozanos pudieron marcar muchos más goles.

No pudo empezar de mejor forma el Ebro. Javi Cabezas abrió el marcador a los dos minutos al cruzar un balón dividido dentro del área. Era el 0-1 cuando los dos equipos todavía no se habían colocado sobre el campo y en la primera ocasión que dispusieron los aragoneses. A los ocho minutos, Iván Forte probó fortuna con un disparo que salió desviado. A partir de entonces, el Alcoyano no tuvo más remedio que arriesgar mucho más en busca del empate. Así, a los once minutos, López Silva dispuso de una buena ocasión para igualar el marcador pero su disparo se fue alto. Y en el minuto 22, la afición local reclamó un posible penalti a Álvaro que el colegiado no señaló. En esos instantes, el Alcoyano dominaba ante un Ebro que se defendía con mucho orden y buscaba el contragolpe. En el 23, un mano a mano de Gato con el meta maño lo resolvió con mucha solvencia el portero. El Alcoyano siguió insistiendo pero con escasa fortuna. Al final de la primera parte, el Ebro fue capaz de conservar su mínima renta.

Ya en la segunda parte, los de Galiana saltaron al terreno de juego con una marcha más. Eldin exjugador del Real Zaragoza, a los 58 minutos, tuvo la primera opción de gol pero Salva paró. La respuesta visitante fue un balón al palo de Adri Cuevas en el minuto 68. El partido estaba abierto y cualquiera podía marcar. Los minutos pasaron sin que se moviera el marcador. Ya en la recta final del enfrentamiento, Lino tuvo una gran oportunidad para empatar.

Los alicantinos apuraron hasta el final. Lo intentaron de todas las maneras pero el equipo de Emilio Larraz finalmente se llevó los tres puntos en juego a base de una defensa muy rocosa que incomodó mucho el ataque local. Tres puntos vitales para un Ebro que logró una victoria meritoria para consolidarse en la tabla clasificatoria.

Etiquetas
Comentarios