Despliega el menú
Fútbol

Jesús Vallejo, titular de nuevo ante el Leganés

La Copa del Rey se ha convertido en objetivo prioritario para el conjunto blanco.

Vallejo, a la derecha, en un entrenamiento del Real Madrid.
Zidane confima a Jesús Vallejo contra el Sevilla
Víctor Carretero/Real Madrid

La Copa del Rey ya no es un objetivo secundario para el Real Madrid. La crisis de juego y resultados que atraviesa el conjunto de Zinedine Zidane han elevado el torneo del K.O. al rango de prioritario. Certificado en la práctica su adiós a la Liga tras la derrota que le infligió el pasado sábado el Villarreal en el Santiago Bernabéu y que le dejó a 19 puntos del líder, los blancos visitan Butarque para medirse con el Leganés (21.30, Telecinco), en la ida de cuartos de una competición cuyo atractivo inicial en Chamartín radicaba sobre todo en ser la única que faltaba en el laureado palmarés del técnico, pero que ahora se torna en capital para mitigar la depresión en la que se ha sumido la parroquia merengue. Toca aferrarse a ella como válvula de escape, revulsivo de cara al crucial enfrentamiento de Champions contra el PSG y hasta como boya a la que agarrarse caso de que el duelo con el poderoso tridente parisino que conforman Neymar, Cavani y Mbappé desemboque en catástrofe.

El aragonés Jesús Vallejo, que viene completando buenas actuaciones en el centro de la zaga, volverá a disponer de una nueva oportunidad en el equipo titular de los blancos.

Con Sergio Ramos recuperándose aún de su lesión en el sóleo, y a excepción también de su hijo Luca, Zidane tiene al resto de la plantilla disponible, incluyendo a Benzema, que ha vuelto al trabajo con el grupo esta semana tras casi un mes ausente por lesión. "Cuento con todos, todos son importantes", subrayó el francés.

Un rival al alza

Enfrente estará un Leganés al que el Real Madrid ha eliminado en sus dos anteriores enfrentamientos coperos –en las campañas 2003-2004 y 2004-2005–, pero que llega eufórico por su histórica clasificación para cuartos tras apear al Villarreal, y asentado en una zona de confort en la Liga: decimotercero con 24 puntos, más cerca de los puestos europeos que del descenso y con un partido pendiente, precisamente ante el Real Madrid, que quedó aplazado a febrero por la disputa del Mundialito. El equipo de Asier Garitano se ha convertido en uno de los más competitivos de Primera.

Etiquetas
Comentarios