Despliega el menú
Fútbol

Grupo aragonés de Tercera división

Última jornada con mucho en juego por arriba y por abajo

Falta por saber cómo y en qué orden quedarán los cuatro equipos que disputarán el play-off de ascenso. También queda por despejar el equipo que acompañará a regional preferente a Binéfar, Robres y Valdefierro.

La última jornada del grupo aragonés de Tercera división se disputa este domingo con horario unificado, a las 17.30, con muchas cosas en juego hay mucho en juego, ya que falta por saber cómo y en qué orden quedarán los cuatro equipos que disputarán el play-off de ascenso.

Por la parte de abajo también queda por despejar el equipo que acompañará a regional preferente a Binéfar, Robres y Valdefierro, ya que están implicados tres equipos: La Almunia, que es el que más difícil lo tiene; junto a Almudévar y Barbastro; mientras que el Escalerillas, que podría entrar en un triple o cuádruple empate, no descendería en ningún caso.

El Sariñena defenderá el liderato en Cuarte en un desplazamiento del equipo de Emilio Larraz nada fácil, aunque no se juega nada el conjunto zaragozano, en un partido en el que debe hacer lo mismo que el Andorra para asegurarse el título, ya que están igualados en todo y en el golaverage general cuentan con una diferencia de cinco goles tremendamente complicada de remontar.

La motivación por ser campeones de los monegrinos, y el apoyo de sus aficionados en la gradas del campo municipal de Cuarte tienen que ser suficientes para conseguir la primera posición.

Otro partido muy interesante y con mucho en juego, entre el segundo y tercero clasificado, es el Andorra-Utebo. Los dos se juegan mucho. Los andorranos ser campeones dependiendo del resultado del Sariñena, y el Utebo ser tercero o cuarto dependiendo de su resultado y del resultado que se dé en el Ebro-Monzón.

En este último partido también hay mucho en juego ya que ambos se juegan un puesto en la fase de ascenso a Segunda B, pero los zaragozanos además de jugar en casa tienen a su favor el haber ganado en la primera vuelta por lo que a los montisonenses únicamente les sirve la victoria.

Por la parte de debajo de la clasificación el Almudévar, que marca la zona de permanencia, debe de puntuar en su campo si quiere mantener la categoría ante un Ejea que no se juega nada. De no conseguir la victoria el Almudévar, una victoria de La Almunia le condenaría a la pérdida de la categoría.

La Almunia tiene que ganar en su campo al Oliver y esperar un tropiezo del Almudévar para no descender.

Al Barbastro, que matemáticamente no está salvado, también le sirve el empate en su campo ante el Borja para evitar cualquier sorpresa.

El Escalerillas podría acabar con los mismos puntos que el ocupe la cuarta plaza de descenso pero tiene las distintas combinaciones que se puedan dar a su favor, al margen de que recibe al colista Binéfar ante el que parece poco probable que al menos no sume un punto.

Al contrario que al Escalerillas, el Valdefierro, que se enfrenta al Sabiñánigo, podría igualar con el Almudévar pero tiene perdido el golaverage y está condenado al descenso.

En tan solo dos partidos, como son el Tarazona-Robres y el Villanueva-Calatayud, no se juegan nada ninguno de los cuatro equipos. 

Etiquetas