Despliega el menú
Fútbol
Suscríbete

Fútbol

La LFP gestionará el control económico de los clubes

La deuda del fútbol español asciende hasta los 673 millones con Hacienda y hasta los 6 millones con la Seguridad Social.

Miguel Cardenal, presidente del CSD
Miguel Cardenal, presidente del CSD
EFE

El presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal, anunció, en la Comisión de Educación y Deporte del Congreso de los Diputados, que darán a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) "los instrumentos necesarios para gestionar el control económico de los clubes".

"Si bien se pretende dar a la LFP libertad de acción y los instrumentos necesarios para gestionar el control económico de los clubes, también debe ser consciente esta entidad que ello comporta una responsabilidad sobre los resultados del control que ejercen", dijo.

Cardenal señaló también que si la LFP no "cumple diligentemente con esta función de control, tendrá una responsabilidad directa sobre los incumplimientos de los clubes que tengan deudas con la Administración Tributaria".

Por lo tanto, en caso de negligencia o de actuaciones dolosas los dirigentes de la LFP podrán ser inhabilitados, multados económicamente o pueden suspenderse los ingresos procedentes del Estado, como subvenciones o la parte correspondiente de las apuestas deportivas.

El presidente del CSD recalcó que "sobre el Estado no deben recaer los problemas económicos de un deporte que es puntero a la hora de generar recursos propios".

La deuda del fútbol español asciende hasta los 673 millones con Hacienda y hasta los 6 millones con la Seguridad Social. "La sociedad no puede percibir que se trata de un colectivo al margen de las obligaciones establecidas para el resto de los sectores", indicó Cardenal. Por este motivo, reconoció que "ofrecer una respuesta a un problema tan delicado, resultaba ineludible".

Aparte del control administrativo por parte del CSD sobre la LFP con "régimen sancionador", Miguel Cardenal explicó la ejecución de nuevas medidas: "A partir de la temporada 2014/2015, se garantizará o depositará en la Liga Nacional de Fútbol Profesional el 35% de cada uno de los pagos que corresponda realizar al operador por los derechos de televisión de los clubes/SAD".

La creación de una Comisión paritaria de seguimiento es otra de las decisiones tomadas. Dicha comisión hará de "interlocutor con la Agencia Tributaria", tendrá "potestad supervisora" o verificará "la inscripción de las deudas tributarias de las entidades deportivas en el libro de registro de cargas y gravámenes de la LFP", entre otros poderes.

Por último, los clubes/SADs con aplazamientos de su deuda con la Agencia Tributaria se verán obligados a "aceptar ofertas sobre los derechos federativos" de sus jugadores. Eso sí, puntualizó que "cuando así se estime oportuno".

La fecha límite para la eliminación de la deuda será la temporada 2020/2021. Esta hoja de ruta viene recogida en el Protocolo de Actuación firmado el 25 de abril entre el Ministerios de Educación, Cultura y Deporte, representantes de la LFP y el presidente del Consejo Superior de Deportes.

Este protocolo fue criticado por Manuel Pezzi, portavoz socialista de Deportes. "No es posible estar de acuerdo con que en un momento de crisis económica tan brutal, se le de un nuevo cheque en blanco al fútbol profesional, a sus empresarios y sus directivos, hasta 2014-2015"" dijo y explicó que no le parecía bien el acuerdo porque "no cambia la situación actual que nos ha llevado al desastre de deudas de miles de millones por parte de los clubes".

Según palabras de Pezzi,el protocolo "descansa totalmente en la autoorganización de la propia Liga de Fútbol Profesional y eso no funciona"

Etiquetas