Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

FÓRMULA 1

Fiebre del domingo noche

Singapur se prepara para vivir la primera carrera nocturna de la historia

Fastuosas fiestas en barcos, festivales de temática Fórmula 1, los mejores disc-jockeys llegados de Europa, ambiente de carnaval y una retransmisión mundial en televisión, cifrada en más de 203 millones de euros... Singapur prepara su "fiebre del domingo noche".

La ciudad asiática disfruta de la que muchos ya consideran como la semana más importante de su historia, invadida con multitud de eventos sociales, deportivos y culturales que culminarán este domingo con la celebración de la primera carrera nocturna de la historia de la Fórmula 1.

Los 101 millones de euros que Singapur invirtió para hacer llegar la prueba hasta allí no serán recuperados de manera inmediata, según los economistas. Habrá que esperar un tiempo. Lo que sí se deja ver ya en los ánimos es el efecto intangible. "Este evento icónico nos ayudará a situarnos firmemente en el foco global", afirma Muhamad Rostan Umar, director de comunicaciones de la Oficina de Turismo de Singapur.

Sin embargo, los grandes atractivos todavía no han llamado la atención de los extranjeros. La avalancha de huéspedes en los hoteles ha sido menor de lo que se preveía. Pocos espectadores llegados del extranjero van a viajar mucho antes del día de la carrera. Los hoteles esperaban no poder albergar a tantos turistas, pero al final han tenido incluso que rebajar precios. Incluso hoteles que están directamente en la pista, como el Pan Pacífico, tienen vacantes. Pese al glamour y al lujo que envuelve la Fórmula 1, son los hostales que ofrecen la noche a 13 euros, los más beneficiados y sorprendidos por la fuerte demanda. "Esperábamos hacer negocio, pero no estar completos", dice Spender Han, que dirige el albergue Hive Backpackers.

El valor estimado de relaciones públicas para la ciudad-estado, incluyendo la retransmisión en televisión en directo para todo el mundo, está cifrada en 201 millones de euros, según los analistas.

Singapur y su circuito urbano nocturno quieren convertirse en el "Mónaco de Asia", atrayendo a los millonarios para que vean el espectáculo y convenciéndoles luego de que permanezcan allí.

Para "seducirles" se ha diseñado una pista urbana entre rascacielos de 5,067 kilómetros con una iluminación portentosa gracias a la colocación de 1.500 focos. "Es el 'boom' de la Fórmula 1 en Asia", constata Bernie Ecclestone, el dueño del negocio y promotor de haberlo llevado a Singapur. Hace tres años propuso celebrar una carrera de Fórmula 1 en la oscuridad de la noche y el domingo verá su sueño hecho realidad.

Etiquetas