Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

ESTRENO EN ALCAÑIZ

Exhibición de Baguette

El belga, campeón matemático de las 'World Series', sumó ayer su cuarto triunfo en la categoría reina. Motorland se presentó al mundo con una exitosa organización y unos 20.000 aficionados.

Exhibición de Baguette
Exhibición de Baguette
ESTHER CASAS

Día histórico en Alcañiz. Motorland se presentó ayer al mundo, con la celebración de las 'World Series', y lo hizo a lo grande, con elegancia y distinción, con una organización exitosa y con más de 20.000 aficionados al automovilismo. Además, los pilotos respondieron con creces a las expectativas generadas, con una notable actuación sobre el trazado alcañizano. Su aportación fue digna de elogio.

 

En la categoría reina, la Fórmula 3.5 Series, ya nadie puede arrebatarle el título a Bertrand Baguette (International Draco Racing). Sin embargo, la carrera de hoy se presume apasionante, muy agitada, llena de incertidumbre. Todos los pilotos quieren exhibirse en el circuito de Motorland, sobre todo para aumentar su prestigio profesional y, de esta forma, dar un paso más en su andadura hacia la élite.

 

El primero en este sentido, el propio Bertrand Baguette. "Es cierto que el título ya es mío, pero no pienso detenerme ahí. He venido a Alcañiz a disfrutar, pero también a ganar", advirtió ayer el piloto.

 

Dicho y hecho. El belga fue el más rápido en la primera carrera, a pesar de iniciar la prueba desde la quinta posición. Baguette volvió a pilotar con mano firme, remontó posiciones con prontitud y se adjudicó con brillantez su cuarta victoria de la temporada.

 

Oliver Turvey (Carlin Motorsport), que salió desde la primera línea de la parrilla, aprovechó su ventaja para finalizar en la segunda posición; mientras que Jon Lancaster (Comtec Racing) obtuvo una meritoria tercera plaza.

 

Todo lo contrario le sucedió al español Jaime Alguersuari (Carlin Motorsport), una de las principales atracciones de la prueba. El catalán, que esta misma temporada se ha estrenado en la Fórmula 1, tuvo una desacertada salida, perdiendo hasta seis posiciones. Al final, Alguersuari cruzó la línea de meta en la octava posición.

 

Aun con todo, el español no desespera: "Sigo teniendo opciones de finalizar en el podio, así que mañana -por hoy- pienso darlo todo. No voy a rendirme tan pronto", anunció Alguersuari, nada más terminar la prueba. El español ocupa actualmente el tercer puesto en la clasificación general, por detrás de Charles Pic.

 

Alguersuari opta al podio

Si la prueba, ya de por sí, presenta numerosos atractivos -por la igualdad de las carreras y el potencial de los pilotos- hoy todavía existe un añadido más: Charles Pic tratará de defender su segundo puesto en la general, mientras que Oliver Turvey, Jaime Alguersuari, James Walker y Fairuz Fauzy aspiran aún al subcampeonato. Además, también queda pendiente por decidir el título por equipos.

 

La ventaja, en este sentido, de International Draco Racing, gracias sobre todo a la contribución de Bertrand Baguette. De momento, los italianos cuentan con diez puntos de ventaja sobre su más inmediato perseguidor, el equipo Carlin Motorsport.

 

Y por si fuera poco, otra motivación más para los pilotos, tal y como recordó ayer, tras su victoria, Bertrand Baguette: "Este triunfo me abre puertas", dijo el piloto belga, cuya aspiración a corto plazo es dar el salto a la Fórmula 1. Un objetivo que comparten la mayoría de los pilotos que compiten en la Fórmula 3.5 Series. Jóvenes promesas que, para allanar su camino a la élite, tratarán de lucirse a lo largo del día de hoy en el circuito alcañizano, en la jornada estelar y definitiva.

Etiquetas