Despliega el menú
Deportes

FINAL DEL PARTIDO

Estudiantes 67
Cai Zaragoza 63

El CAI Zaragoza busca levantarse del tropiezo sufrido frente al Lagun Aro con una victoria que le reeenganche a la clase media de la tabla.

Bracey Wright, en un partido anterior
Parido del CAI contra el Lagun Aro_4
EFE/JAVIER CEBOLLADA

Los malos estudiantes siempre tienen una segunda oportunidad. Exámenes de recuperación y la convocatoria de septiembre constituyen las principales reválidas en la vida lectiva actual. En el deporte, estas muestras de enmendar los errores cometidos son menos frecuentes. Sin embargo, en la evaluación continua que suponen los campeonatos de larga duración, siempre es facil encontrar ese partido que, en forma de control sobre una lección, te ayude a mantener tu media.

La primera oportunidad del CAI Zaragoza para reengancharse al grueso del curso llega, paradójicamente, ante Estudiantes. Un choque en el que el cuadro zaragozano debe conseguir una victoria que le permita subsanar el error cometido la pasada semana ante el Lagun Aro. Para ello, el conjunto de José Luis Abós deberá superar su eterna asignatura pendiente, los choques que se disputan lejos del Príncipe Felipe.

No ha sido una semana sencilla en el conjunto rojillo. Azuzados por los problemas físicos, los rojillos casi no han podido completar un entrenamiento con todos sus hombres en nómina. El puesto más afectado es el de base. Así, Carlos Cabezas no se pudo ejercitar hasta el jueves. Mientras, su compañero en la dirección del equipo, el belga Sam Van Rossom, acumula una sobrecarga muscular que le impide estar en perfectas condiciones. Por si fuera poco, Pablo Almazán, que viene ejerciendo el rol de ala-pívot suplente, tuvo que parar debido a una lumbalgia.

En el lado positivo, sin duda, se encuentra el norteamericano Bracey Wright. El escolta jugó su mejor partido ante los donostiarras y, poco a poco, va dando muestras de su verdadera talla como anotador. Un gran estado que intentará prolongar ante una de sus víctimas favoritas. No en vano, el asesino de las medias largas endosó 24 tantos el pasado año cuando defendía la camiseta del Cedevita. Una excelsa actuación que, a buen seguro, todavía hará temblar a algún aficionado colegial.

Un ‘Estu’ con sabor clásico

Durante muchos años, el Estudiantes se ha caracterizado por una mezcla de cantera y acierto en el fichaje de extranjeros que han llegado a enarbolar como principal bandera. Una fórmula que han tratado de repetir durante este año.

Como principales referentes, el regreso de dos ilustres. Pepu Hernández en el banquillo y Carlos Jiménez sobre el parqué. Probablemente, no existan dos mayores símbolos de lo que llegó a ser el cuadro colegial durante la pasada década, Nacho Azofra aparte. Dos veteranos que esta temporada han regresado al Ramiro de Maeztu para dar un impulso a una jovencísima apuesta.

Daniel Clark, Jayson Granger, Jaime Fernández, Yanick Driesen… productos de la inagotable cantera azul que forman la columna vertebral del equipo para esta temporada. Una escuadra coronada con las adquisiciones del norteamericano Antonie Wright, capaz de rozar el MVP una jornada y de batir el récord de valoración negativa de la ACB la siguiente, y el dominicano Luis Flores, cuyos promedios reflejan 14 tantos por encuentro. Sin duda, una dura piedra de toque que determine el verdadero nivel del CAI.

Etiquetas